COMENTARIOS

¿Qué hacer con tu armario?

Revista Fucsia.com

¿Qué hacer con tu armario? ¿Qué hacer con tu armario?

Nuestro armario no siempre habla bien de nosotras. Muchas cosas no nos gustan, no nos sirven o talvez, están pasadas de moda.

 
Por: Revista Fucsia.com

Lo más importante a la hora de tener un armario realmente útil es tener claro cual es tu estilo. También es clave que no descuides las cosas que haces diariamente: cual es tu actividad (pintora, economista, estudiante, etc.) y que te gusta hacer los fines de semana (salir de fiesta, ir a cócteles, salir al campo, ir a caminar). Estos elementos te guiarán hacia el objetivo: UN ARMARIO ORDENADO, UTIL Y VERSÁTIL.

Después de esto debes sacar todo lo que tienes dentro del él. Empieza por categorías, es decir, accesorios, camisetas, pantalones, carteras, collares, zapatos, sacos, chaquetas, camisas y aunque no lo creas, ropa interior. Luego con cada una haz el siguiente ejercicio:

Escoge 4 espacios, cada uno de los cuales debe a tener un nombre: regalar, arreglar, botar y usar. En cada una de estas secciones empieza a poner cada una de las categorías de vestuario. Ejemplo: saca todas las camisetas y comienza a dejar una a una en cada grupo, en el que consideres que debe ir. Para esto es importante que dejes de lado los sentimentalismos porque muchas veces dejamos prendas que por algún motivo fueron claves en nuestra vida (nos acuerdan a alguien, las compramos con el primer sueldo, etc.) pero no nos quedan ya, están maltrechas o definitivamente son espantosas.

Cuando hayas hecho el ejercicio con cada una de las categorías. Guarda doblado dentro de una bolsa lo que es para regalar; estas cosas pueden serle útiles a fundaciones que ayudan a muchas mujeres. Después bota lo que definitivamente no tiene arreglo.

Cuando ya el espacio esté más limpio y organizado puedes comenzar con la siguiente labor. Definir si lo que tienes te queda y si tienes los básicos con los cuales puedes hacer mas funcional el resto de las prendas. Mira si en el grupo de las cosas para usar tienes los básicos, acá te decimos cuales son, y ponlos aparte. Luego comienza a ordenar todo lo demás. Es muy útil hacerlo por colores, por actividades o por tendencias, lo importante es tener un esquema que haga que vestirte todos los días no se convierta en una odisea.

Cuando eso ya este arreglado mira con cuidado las prendas que pusiste en el lugar de arreglar. No las dejes en un rincón porque se dilata su restauración así que sal y llévalas a un sitio donde sepas que hacen un buen trabajo de sastrería.

Cuando regreses a casa abre tu armario y mira el trabajo. Seguro sentirás que te haz quitado un gran peso de encima. Ahora tienes un lugar donde puedes ver claramente lo que tienes, donde tienes lo que necesitas y te sirve. Un armario que ya dejará de ser una pesadilla para convertirse en un lugar para divertirte.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.