COMENTARIOS

El poder de las prendas 'low cost'

Fucsia.co

El poder de las prendas 'low cost' Kate Middleton lleva un vestido de Zara

Primeras damas y mujeres de la monarquía se han dejado ver usando prendas de bajo costo con un claro propósito: acortar las distancias entre el pueblo y sus dirigentes.

Cristina Fernández de Kirchner fue tendencia reciente en redes sociales, por cuenta de unos leggins negros que muchos encontraron perfectos para ponerla en la palestra. Sus críticos aseguraron que la prenda era bastante informal para un evento oficial. En Twitter corrieron pronto hashtags como #kirchnerismoencalza o #calzasforever (en Argentina llaman calzas a los leggins).

"El objetivo era otro, claramente, había que hablar de las calzas ...Y no de la formidable reconstrucción de un ícono del Peronismo (…)”."Al desánimo, la mentira y el ocultamiento, le agregaron la pavada (tontería), por no decir otra cosa”. “Calzas y risas. No está nada mal. Vade retro estupidez", alegó la mandataria a su favor. Lo cierto es que inaugurar una obra construida en la época del peronismo y dejada al olvido, pasó a un segundo plano por cuenta de la prenda, en  medio de un país que está próximo a las elecciones.

Patrycia Centeno, española autora del libro Política y Moda y directora del blog que lleva este mismo nombre, (www.politicaymoda.com) conversó vía telefónica con Fucsia.co, y aseguró que la ropa que llevan los políticos y las primeras damas o la monarquía es “sumamente importante; al fin y al cabo, la moda es un lenguaje y con él nos estamos comunicando. Cuando estamos vestidos o hasta si fuéramos desnudos, comunicamos. Y un representante público siempre nos envía un mensaje y los electores lo percibimos, seamos conscientes o no. Por eso la relevancia que casi todos le damos al hecho de escoger las prendas por las mañanas”.

Una tendencia que se ha agudizado, pero no es nueva, se refiere a la de varias mujeres del poder que se han dejado ver públicamente con prendas low cost, para dar un mensaje claro al público: “En Europa, dada la crisis que estamos viviendo, es una buena propaganda. Jugar con el término de moda que es la “austeridad” y es casi un requisito exigido por los electores, que una primera dama se ajuste el cinturón. Además, cualquier representante público hace cara a las tendencias en la calle en su guardarropa”.

La experta asegura que esta medida generalmente tiene un efecto positivo, pues es visto como un acto de humildad. Y aunque estamos hablando de primeras damas, o mujeres de la realeza, estrellas de la música, el cine y la televisión ya lo han hecho como Kate Moss o Sarah Jessica Parker, a quienes se les ha visto llevando Zara. “Se puede usar una prenda de este tipo y combinarlo con artículos de diseñador”, señala Patrycia.

La moda envía un mensaje tan importante, que incluso Rania de Jornadia se vio en una encrucijada cuando comenzó el fenómeno de la Primavera Árabe, y de usar Armani, pasó a prendas que eran difícilmente identificables.

Las famosas del bajo presupuesto

Algunas de las mujeres que se han dejado ver con prendas de cadenas de ropa como H&M, Mango, Asos o Zara son:

Letizia Ortiz: la Princesa de Asturias es foco de los reflectores en cada una de sus salidas públicas, por cuenta de su vestuario. Ha sido criticada por reutilizar las prendas y ser la ‘princesa del low cost’. Por ejemplo, un vestido plisado color vino que usó para visitar Arco, la feria de arte más importante de Madrid, y que volvió a ponerse en una visita de Nicolás Sarkozy y Carla Bruni a España.
Aunque también se le conoce por llevar prendas de diseñador como Hugo Boss, su favorito es el diseñador Felipe Varela, con prendas prêt-à-porter y sus infaltables zapatos de Magrit. El verano que acabó de pasar, fue la temporada elegida para varias prendas de bajo costo, como un pantalón pitillo de Zara en tono turquesa. También se la ha visto con vestidos de Mango.

“Justamente ahora en España está siendo foco de atención porque fue a comprar a Carrefour ropa para las infantas. Esto juega con la cercanía hacia el pueblo, pero hay que tener límites, porque a ella le sucedió que coincidió en un evento con el mismo traje de Belén Esteban, exnovia de un torero. Hay que tener cuidado porque estas marcas comerciales la tenemos todas”, sentencia Patrycia.

Kate Middleton: la princesa ha usado vestidos de Zara. Como uno en tono azul, con una chaqueta negra a la cintura. El precio del vestido es de 59 euros. Su figura ha hecho que el pueblo inglés vea a la monarquía mucho más cercana, porque está contribuyendo a romper determinados protocolos y usar prendas de bajo costo ha sido parte de esa estrategia.

Victoria de Suecia: se dejó ver con un abrigo blanco de cinturón negro de H&M de casi 50 euros.

Carlota Casiragi: en un desfile de Chanel en el 2007 usó un buso largo de punto de la firma Zara.

Michelle Obama: la Primera Dama de Estados Unidos asistió a una entrevista en televisión con un vestido de H&M.

Sin embargo, hay que saber dónde está el límite, señala Patrycia Centeno, pues aunque todas quisiéramos parecernos a una princesa, es importante que ellas conserven su lugar: “Aunque no gusta que gasten en exceso, tienen que marcar tendencia, porque a una primera dama se le exige eso. Ellas tienen que vender una imagen, porque viven de ella; en cambio, una política no debería vender eso. Aunque a las mujeres siempre se nos critica por mucho o por poco”, puntualiza Centeno.  

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.