COMENTARIOS

Divas del siglo XX - Marlen Dietrich

Fucsia.com

Divas del siglo XX - Marlen Dietrich Divas del siglo XX - Marlen Dietrich

Nació en Alemania el 27 de diciembre de 1901. El violín fue su primer gran amor que dejo muy temprano para dedicarse a la actuación. Por esto, decidió entrar en la Escuela de interpretación de Max Reinhardt en 1921. Hizo su debut dos años después en una película alemana que le abriría las puertas a su primer papel, en 1930, al cine europeo con la película: El ángel azul. En esta cinta demostró sus capacidades para cantar que se verían materializadas en varios discos que grabaría años después.

Ese mismo años viajó a Hollywood para rodar "Marruecos". Por este papel recibió la única nominación al Oscar de toda su carrera. De allí siguieron películas como: “Capricho Imperial”, “Arizona”, “Sed de mal” y “Expreso de Shangai” que hicieron que su imagen como diva se consolidara, mucho más cuando le fue otorgado el título de “las piernas más hermosas del cine”.

Pero su vida en el cine no duró mucho. En 1937 su carrera se detuvo, en gran medida porque la coyuntura, la Segunda Guerra Mundial, atrajo toda su atención. Se nacionalizó norteamericana y lucho en contra de los nazis.

Se casó con el asistente de director Rudolf Sieber, quien se convirtió en el director, en Francia, de Paramount Pictures. Con él tuvo a su única hija, en 1924, Maria Elisabeth Sieber. Después de dejar la gran pantalla se dedicó, durante dos décadas (1950 – 1970), a actuar en cabarets. Su repertorio incluía canciones populares y algunas de sus películas a las que les dio un matiz casi teatral. Por éste trabajo en las tablas en 1968 recibió el Premio Tony. Ni en escena Marlene dejó su glamour , sus espectaculares vestuarios hechos por Jean Louis, trajes de látex y pieles, la ayudaron a conservar su imagen ante el público.

Seis años después su carrera en el espectáculo terminó, cuando se rompió una pierna en el escenario. Pasó su última década en su apartamento en la avenida Montaigne de París, donde murió el 6 de mayo de 1992.

Marlene fue famosa por su buen vestir y su imagen de femme fatale, convirtiéndose en imagen de elegancia y glamour. Fue además un icono de la moda para los diseñadores y las mujeres de la época. Popularizó el uso de pantalones y las corbatas para las mujeres en gran medida como símbolo de la liberación e igualdad de sexos que querían promover varios sectores sociales.

Si quieres tener un look como el de Marlen Dietrich empieza por conseguir una pequeña boina del mismo color de tu traje. Este traje debe tener unos pantalones de pierna ancha, una camisa de alguna tela como georgette o chiffon (telas traslucidas pero con buena caída) y una chaqueta ajustada al cuerpo. Piensa que tanto la chaqueta como el pantalón deben ir del mismo tono. Unos tacones de punta redonda y un broche de cristales para la solapa de la chaqueta son el complemento perfecto.



También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.