COMENTARIOS

La Violencia Femenina: datos y cifras alarmantes

La Violencia Femenina: datos y cifras alarmantes La violencia a las mujeres es un mal que todas debemos prevenir.

Una de cada tres mujeres, en algún momento de su vida, ha sido víctima de violencia sexual, física o psicológica realizada por hombres.

La violencia contra las mujeres es un problema y una realidad colombiana tan común que según el Informe sobre Desarrollo Humano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) correspondiente para el año 2000, se estima que aproximadamente entre el 60 y el 70 por ciento de las mujeres colombianas ha sufrido en carne propia alguna modalidad de violencia (maltrato físico, psíquico o sexual).
Lo más preocupante de esta cifra es que los principales maltratadores a lo largo de los años han sido sus familiares más cercanos, en especial sus parejas. Según datos de Medicina Legal, el mayor porcentaje de violencia femenina correspondió a casos de violencia conyugal (63 por ciento), seguido por violencia entre otros familiares (21 por ciento) y el maltrato a menores de edad (16 por ciento).

De acuerdo con el Banco Mundial, la violencia en el hogar culmina en la pérdida de años de vida saludable entre las mujeres de 15 a 44 años de edad. Una situación bastante preocupante si se tiene en cuenta que las mujeres más violentadas son las que tienen entre 25 y 34 años (43 por ciento de las agredidas por su pareja), seguido por el grupo de 15 a 24 años (29 por ciento).

A pesar de esta alarmante situación se debe destacar el interés de las organizaciones por hacer visible esta problemática y contribuir a su solución. Para este caso la campaña “Ni con el pétalo de una rosa” promovida por la actriz Alejandra Borrero, aporta su grano de arena al sensibilizar a las personas a través del arte y la cultura sobre las injusticias a las que diariamente están sometidas las mujeres colombianas.

La exposición de 500 muñecas intervenidas por diferentes artistas y personalidades de América Latina expresan la percepción sobre el maltrato hacia las mujeres y las niñas, reflejando los distintos tipos de discriminación que éstas sufren. De este modo se pretende generar un rechazo rotundo a la violencia contra las mujeres y promover una mejor calidad de vida para ellas.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.