COMENTARIOS

La fusión con Occidente domina la Semana de la Moda en la India

EFE

La fusión con Occidente domina la Semana de la Moda en la India Foto: EFE

Desde el traje de luces de torero hasta el espíritu nómada del gitano en Rumanía, la fusión de lo local con lo occidental marca los primeros desfiles del principal pasarela de moda de la India, que tiene lugar esta semana en Delhi.

La XIX edición de la Wills Lifestyle India Fashion Week (WIFW) arrancó con un cartel de 138 diseñadores -todos indios si se exceptúan tres japoneses invitados-, y la presencia internacional de más de 200 compradores y 48 modelos.

"Mejoramos con los años, no sólo porque estas cinco jornadas contienen lo mejor del talento nacional, sino porque las nuevas sinergias creadas nos enriquecen", afirmó en un comunicado el presidente del Consejo de Diseño de Moda de la India, Sunil Sethi.

El recinto en el que se celebra el evento, de estilo modernista y presidido por una cúpula con hierro forjado, está divida en dos plantas, con la primera dedicada a los desfiles y la segunda a tiendas donde se exponen los diseños.

En la primera planta, junto a la salida del camerino principal, la directiva de una agencia de modelos, la ucraniana Olga Rymarenko, parece tomar aire, exultante y relajada, tras el éxito del primero de los desfiles, donde participaban varias de sus modelos.

"No es mi primera Semana de la Moda en la India y puedo ver que sigue igual de bien. Acaba de comenzar y pienso que después del día de San Valentín todo ha quedado impregnado por un tipo de espiritualidad sagrada, de amor", dijo a Efe Rymarenko.

Minutos más tarde comenzaban, en otra de las pasarelas, los desfiles del diseñador Vineet Bahl y de la diseñadora Preeti Chandra -en la WIFW las mujeres son mayoría-, con colecciones muy influidas por la tradición europea.

"Mi colección está inspirada en las chaquetas de los toreros y en las corridas de toros en España. Me he sentido siempre muy fascinada por las costumbres antiguas y sólo he querido reinventar estas costumbres para adaptarlas a las mujeres", explicó a Efe Chandra.

Las modelos desfilaron con chaquetas de colores granate, negro y dorado de "auténtico matador" -sentenció Chandra- y características propias de la vestimenta taurina: repletas de bordados, cortas, rígidas y de grandes hombreras con borlas.

Por su parte, Vineet Bahl buscó inspiración en la tradición nómada de los gitanos de Rumanía, en unos desfiles que fueron aplaudidos con entusiasmo por los asistentes, una elite local y foránea embelesada con las tendencias para la próxima temporada.

Como la joven neoyorkina Tanvi Chugh, que dijo sentirse "encantada" con los aspectos de los diseños estilísticos más propios de la India, entre los que el mejor ejemplo son los saris, "algo que no había visto antes".

La fusión de culturas predomina también en las tiendas donde presentan sus productos diseñadoras como Charu Parashar, que buscó inspiración "en el romanticismo de París", con la intención de que "uno sienta que recorre las calles parisinas".

Parashar subrayó que la WIFW "es el mejor lugar donde mostrar tu trabajo en la India porque se trata de la mayor Semana de la Moda en Asia y la organización ha hecho un gran esfuerzo en promocionar tanto a los nuevos diseñadores como a los consagrados".

 EFE

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.