COMENTARIOS

Tips para elegir el bouquet adecuado

Nohra Maldonado

Tips para elegir el bouquet adecuado Ingimages

La forma y el estilo del ramo tienen que ver con tu altura, con el diseño de tu vestido y hasta con los colores de la decoración. Escoge con cuidado el que más te favorezca.

Cada vestido tiene un estilo de ramo que le “combina” a la perfección; sin duda, es el accesorio más femenino del atuendo y el que revela la personalidad de la novia, por ello hay que tener especial cuidado a la hora de elegirlo.

* En domo. No son muy grandes, así que es sencillo llevarlos y lucirlos. Los tallos de las flores son cortos y uniformes y se atan con una cinta. Por lo general, se usan flores medianas para dar la sensación de abundancia y pueden incluir cualquier tipo de accesorios. Son ideales para las novias “petite”, puesto que no las opacan ni les restan atención.

* Redondos. Son de tamaño medio y, por lo general, se arman sobre diminutas bases de agua, convirtiéndolos en la mejor opción para bodas en clima cálido, al evitar que las flores se deshidraten. También son un buen recurso cuando se usan flores de tallos muy delicados y cortos.

* En cascada. También conocido como “ramo en gota”. Se diseñan de tal manera que las flores van cayendo por capas y son ideales para las novias altas y muy clásicas.

* Ramillete. Es la versión mini del ramo en domo y se elabora con delicadas flores; son ideales para aquellas que odian complicarse, pero que no quieren saltarse la tradición. El ramillete es perfecto para acompañar vestidos muy sofisticados y faldas de gran volumen, a los cuales no les resta protagonismo.

* En media luna. Se trata de un ramo grande, cuya silueta se logra gracias a un centro compacto y extremos alargados que caen o descuelgan. Ideal para vestidos muy sencillos, pues imprime un aire de majestuosidad.

* Campestre. Se elabora con flores sencillas que aparenten haberse recogido en forma casual. Por lo general se anudan con una cinta ancha, que se aprovecha para hacer un gran moño. Es muy romántico, perfecto para las novias boho-chic.

* De presentación. Exige un poco más de preparación para lucirlo, pues es largo y por ello descansa sobre el brazo de la novia; las flores ideales para elaborarlo son heliconias, orquídeas y nardos.

* De tallos largos. Es divertido y muy estilizado, perfecto para novias altas. Funciona muy bien con flores como lirios, rosas, aves de paraíso y tulipanes. Por lo general, los tallos se dejan al descubierto y se utilizan pocas flores que se acompañan con un follaje sencillo.

* Biedermeier. Originario de Austria, se arma acomodando varios círculos concéntricos, cada uno elaborado con diferentes tipos de flores. Es importante que sus tonos estén acordes con los colores que escogiste para la boda.  

* Esférico. También se conoce como Pomander, Se trata de una esfera realizada con pequeñas flores que se encuentran suspendidas de una cinta. Es muy divertido de usar y te dará un aire fresco y juvenil. Ideal para bodas al aire libre.

*Compuesto. Es el menos común, puesto que su elaboración es demorada y costosa. Consiste en crear una gran flor, utilizando pétalos sueltos; por ejemplo, de rosas. Requiere de mucho trabajo y un cuidado especial para que no se desarme; lo más recomendable es utilizarlo en climas fríos, ya que no suele durar mucho.

Ten en cuenta

* El ramo no debe ser muy pesado ni llevar muchas flores, pues te puedes cansar de sostenerlo.
* Asesórate con un experto a la hora de seleccionar las flores, su durabilidad es el punto clave. Algunas, como las hortensias, se dañan en cuestión de horas.
* La cinta o el elemento que cubre los tallos debe ser cómodo, para que lo puedas sostener sin problemas.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.