COMENTARIOS

Las rayas: un motivo más de celebración

Revista Fucsia

Las rayas: un motivo más de celebración Fotos: Paloma Villamil

Un clásico que no pasa de moda: las rayas. ¿Su ventaja? se pueden combinar inteligentemente y de manera armoniosa con cuadrados, lunares, flores, e inclusive con otras figuras geométricas. Una interesante propuesta para integrarlas en la decoración en el día de tu boda.

Trasladar las rayas del escenario habitual de la decoración de una casa, donde generalmente forman parte de una pared o sirven para tapizar algunos muebles, es una tarea que le dio a María Gómez, directora creativa de eventos de Hoteles Charleston, y al equipo de esta compañía, un estímulo más para crear una puesta en escena sui géneris en el caso de la celebración de este matrimonio. Las rayas, que han sido siempre un clásico de la decoración y el interiorismo, y que antes se podían apreciar solamente en las paredes a través del empapelado, se convierten en este caso en un detalle recurrente de una mesa pensada para que todo siga un orden lineal en medio de un diseño que se extiende a los manteles, las servilletas y otros elementos como el ponqué de novia.

Lo que quizá le sirvió a esta decoradora y a su equipo para asumir su labor con un notable derroche de imaginación fueron las flores, el complemento insustituible e ideal de toda decoración. En primer lugar, María escogió un clásico color azul oscuro para los manteles de rayas que más bien son los faldones que cubren los flancos de una mesa de vidrio cuadrada, forma que va muy bien con la simetría de las líneas. Sobre la mesa todo está dispuesto de una manera diametralmente precisa, de modo que los platos, vasos, centros de mesa y demás objetos guardan la armonía requerida.

Y es que la ventaja de las rayas es que se pueden combinar inteligentemente y de manera armoniosa con cuadrados, lunares y hasta flores, e inclusive con otras figuras geométricas, como una forma de expresión artística que para algunos puede resultar vanguardista, y para otros sugiere un retorno a la moda retro de hace algunos años. Lo ideal es que las superficies mantengan, como en el caso de esta mesa, uno o dos tonos que combinen con el color predominante del rayado. Las flores han servido en este caso no solamente para aligerar la rigidez de las rayas, sino para agregarle color y gracia al escenario, que refleja una atmósfera en la que la pareja que contrae matrimonio ha creado para sus invitados un ambiente muy personal, con un toque de sofisticación.

Manos a la obra
Como bien lo dice María Gómez, “este encargo de la revista FUCSIA-Novias ha significado una gran oportunidad para Hoteles Charleston, ya que a nuestro grupo de organización de eventos le es posible a través de este trabajo dar a conocer las nuevas propuestas que hacemos día a día dentro de nuestra labor, lo mismo que los diseños únicos, originales, que ofrecemos para cada evento y tema que nuestros clientes requieran”.

En el caso de esta decoración, que se da a partir del tema de las rayas, se trata de un planteamiento a la vez elegante y romántico, al que se le ha infundido un estilo contemporáneo que echa mano de elementos actuales para darle un toque diferente a la mesa. Para empezar, los manteles y servilletas de rayas son de la firma Ralph Lauren. La superficie de la mesa es un espejo diseñado por el grupo exclusivamente para este montaje, al igual que las bases, que dan continuidad al tema de las rayas mediante el uso de espejos.

La vajilla Good China Bad China, diseñada por Peter McCann, constituye un elemento único en cuanto a diseño, pues encierra el toque humorístico de reflejar los siete pecados capitales y las siete virtudes. Los platos de base son azul oscuro, lo mismo que los platos pandos, separados del plato blanco pequeño para la entrada por una servilleta de rayas. Para crear un contraste que rompiera un poco la severidad de las líneas se escogió una gran variedad de flores, entre las cuales se destacan algunas de los mismos tonos del mantel que cubre los lados de la mesa, las bases y los platos, con lo cual se logró una dualidad entre las rayas y los tonos de este abanico de flores representado en orquídeas ‘banda’, mocaras, delfinios azules, hortensias azules, lilas y blancas, cartuchos verdes, belladonas fucsia y morado, coler, rosas moradas y alelíes color lila.

Mirarse al espejo
El uso de los espejos fue clave en el objetivo de irradiar un aspecto romántico al conjunto de la decoración. Un ambiente transparente se logró mediante la utilización de velas inmersas en veladoras cuadradas. Las copas de cristal hacen juego con las materas Boskke Sky Planters, diseñadas por Patrick Morris, que resultan espectaculares para eventos y se adaptan a cualquier tipo de arreglos florales y brindan un toque único a la mesa. María Gómez recalca la colaboración especial del almacén Elemental, que aportó a esta decoración objetos como la vajilla y las materas. Es notable cómo el uso reiterado del cristal logra que todos los objetos puestos sobre la mesa se reflejen unos en otros y que le den a este escenario el cariz de elegancia necesario para una celebración matrimonial.

El concepto de transparencia se extiende igualmente a las sillas. María Gómez las eligió teniendo en cuenta que “era importante que no compitieran con la mesa, y para ese propósito usamos las sillas Ghost, diseñadas por Philippe Starck”. Para completar esta decoración, sobre las mesas, a modo de lámparas, penden tres pantallas blancas de las que sobresalen algunas variedades de orquídeas y hortensias.

Hay que destacar de esta propuesta el acertado uso del color, en el que se hizo énfasis: “La gama de azules, morados, verdes y fucsias contribuyen en este caso a lograr que cada detalle de la mesa juegue un papel importante en la decoración. Nunca perdemos de vista que un evento de esta naturaleza se debe distinguir por los detalles y elementos originales. Pienso que la dualidad entre el tema rayas y los colores elegidos para decorar la mesa crearon una gran armonía en esta decoración”

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.