COMENTARIOS

Novias bien maquilladas

Novias bien maquilladas El maquillaje es algo muy personal que cada novia decide más allá de lo que dice el protocolo.

El maquillaje nupcial puede hacerte lucir luminosa, natural y bella en ese día tan especial. Aprende algunas normas básicas para que lo puedas hacer tú misma.

Lo más importante a la hora de escoger el maquillaje adecuado para tu boda es tener en cuenta un factor determinante: el vestido de novia. Si el traje es de color marfil, entonces los tonos recomendados son los cálidos, es decir naturales. Si por el contrario el atuendo es blanco, los colores deben ser de la gama de los fríos para resaltar los rasgos.

No obstante el maquillaje es algo muy personal que cada novia decide más allá de lo que dice el protocolo en cuanto a la hora del día de la ceremonia o al color de su piel. Esto porque lo realmente importante para una mujer que está a punto de casarse es que lo que lleve puesto y como luzca la hagan sentir la más linda de la fiesta sin que nada ni nadie pueda opacar esa luminosidad.

Los expertos aconsejan solicitar la asesoría de un maquillador –ojalá de tu entera confianza- para lograr ese look nupcial extraordinario. Si no tienes la oportunidad de consultar un especialista ya sea por presupuesto o porque te casas en un lugar muy apartado, entonces sigue estos pasos para lograr un maquillaje perfecto.

La piel
1. Limpiar tu piel con una leche desmaquillante que retire completamente las impurezas. Luego, aplica un tónico y una hidratante.
2. Compra en una tienda especializada una ampolleta para alargar la duración del maquillaje. Si no puedes hacerlo, entonces rocía agua de rosas o tónica sobre tu rostro.
3. Aplica uniformemente una base suave –premaquillaje- dándole una única tonalidad a tu piel y corrigiendo las manchas o pecas. Espera 15 minutos a que se seque por completo para seguir con los otros pasos.
4. Con un corrector tapa las ojeras y los granitos. Utiliza este producto con moderación para que no hacer más evidentes las imperfecciones.
5. Aplica en todo tu rostro y en el cuello una base ligera de larga duración en un tono muy parecido al de tu piel. Este procedimiento debes hacerlos utilizando una pequeña esponja húmeda.
6. Aplica polvos translúcidos para eliminar los brillos. Los ideales son los sueltos que se aplican con una brocha. Si no tienes, entonces cuando pases el pomo hazlo muy suavemente para no retirar el maquillaje de los pasos previos.

Los ojos
1.
Elige la sombra que vas a utilizar de acuerdo al color de tus ojos y a la personalidad que quieras reflejar ese día. Lo importante en este punto es que la apliques difuminándola muy bien para que esta parte de tu rostro resalte con naturalidad. Evita los tonos oscuros.
2. Delinea tus ojos de manera natural para que la expresión no sea dura o cargada. Si no estás segura de cómo hacerlo, una buena opción es hacerlo con las mismas sombras.
3. En cuanto a la pestañina es indispensable que uses una a prueba de
agua porque seguramente en algún momento llorarás y lo ideal es que no se estropee tu maquillaje.

Los labios
1. Delinea tus labios en un tono parecido al que decidas utilizar como labial. El color escogido debe ser suave para darle protagonismo a los ojos. El tono debe ser rosado, melocotón o marrón, buscando siempre que combine con el de las sombras.
2. Para finalizar usa un poco de brillo para darle volumen a los labios y si tienes, un poco de fijador para maquillaje. Este producto también se consigue en los almacenes especializados.



También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.