COMENTARIOS

Ramos de novia

Ramos de novia Ramo de novia.

Aprende cómo llevarlo dependiendo de tu contextura y del estilo de tu boda. RevistaFucsia.com te dice cómo hacerlo.

La tradición del ramo de novia proviene de un rito antiguo que obligaba a las novias a llevar un ramo de flores blancas como símbolo de su fertilidad. Hoy, el ramo se ha convertido en un accesorio que tiene tanta importancia como el vestido, pero que no por ello debe restarle protagonismo a tu atuendo. Por eso es importante que te tomes tu tiempo para escogerlo.

Las reglas para elegir la mejor opción no son estrictas pues dependen en gran parte del gusto, temperamento, contextura y estilo de la novia. Sin embargo hay una recomendación que sí debes tener en cuenta y es tu altura, pues las novias altas pueden llevar un atado de flores voluminoso y hasta de tallos largos –cartuchos o girasoles- pero, por el contrario las novias de baja estatura deben preferir ramos más compactos y cortos para que las flores no sean el centro de atención o las hagan lucir más bajas.

En cuanto a los colores, la elección varía según el tipo de novia –clásica o moderna-. Para las primeras, flores campestres de colores suaves como blanco, beige o salmón son una buena opción especialmente para bodas que se realizan de día.

La elegancia de este tipo de arreglos está en dotar de protagonismo a la flor y añadir poco verde en el follaje. Las orquídeas color crema o beige y las rosas blancas muy abiertas son una buena opción, aunque si te riges por la moda, los nardos blancos también funcionan muy bien.

Ahora bien, si eres una novia mucho más moderna y un tanto atrevida puedes optar por ramos más informales con flores de colores fuertes que van más con tu carácter y personalidad. Rosas rojas, burdeos, fressias rojas o amarillas, o peonias fucsias combinadas con mucho verde son una gran opción. También puedes preferir flores de colores poco comunes como naranja, rosa y hasta azul, lo importante es que si el color ha sido alterado con algún producto, el florista garantice que las flores no se marchitarán prematuramente.

Las formas
Los bouquets así sean elaborados con flores tradicionales no necesariamente deben tener una estructura tradicional y rígida. Hoy los diseñadores son más atrevidos y proponen llevarlas en estructuras metálicas como pequeños baldes o cantinas o con lazos amarrados que le dan a la composición un aire más moderno.

No obstante, si prefieres lo clásico para no arriesgarte o porque simplemente ese es el estilo de boda que elegiste junto a tu pareja, entonces puedes llevar un ramo redondo que es cómodo de manejar y liviano. Si te decides por esta forma, puedes elegir los de tallos al aire que le dan un toque muy romántico y elegante al arreglo, aunque debes tener en cuenta que son bastante delicados especialmente cuando están en contacto directo con el vestido.

En cuanto a los ramos con caída, éstos son más largos y dispendiosos de llevar porque exigen que tu mano esté siempre en la misma posición, pero si aun así te encantan entonces busca asesoría de un experto para que el arreglo no pese tanto y te de un poco más de libertad en el movimiento.


.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.