COMENTARIOS

6 reglas para evitar el divorcio

FUCSIA Novias

6 reglas para evitar el divorcio Foto: Ingimage

Hoy en día de cada diez matrimonios solo sobreviven cuatro, me pareció que era una buena idea escribir sobre qué hacer para lograr una relación estable y gratificante a lo largo del tiempo.

Como hoy en día de cada diez matrimonios solo sobreviven cuatro, me pareció que era una buena idea escribir sobre qué hacer para lograr una relación estable y gratificante a lo largo del tiempo. Aquí van los consejos que me encontré en un libro de Tara Parker Pope llamado Cómo las experiencias de parejas felices le pueden ayudar en su matrimonio.

1. Tener más sexo

Durante los años de matrimonio se presentan muchas veces situaciones en las que el deseo baja de intensidad: enfermedad, embarazos, depresiones. A esto hay que ponerle remedio inmediatamente, no solo porque ahí se construye la verdadera intimidad, sino además por los beneficios físicos y emocionales que trae, que por cierto son inmensos. Piense que el sexo ayuda a equilibrar las emociones, es bueno para la paciencia, ayuda a controlar la rabia y, sin duda, conduce a una relación más feliz y gratificante.


2. Los momentos felices

Se han escrito miles de libros sobre cómo alcanzar la felicidad, cuando la realidad es que está ahí, a la mano, en el lugar menos esperado. Varios estudios han encontrado que en los matrimonios estables hay al menos cinco veces más momentos felices que malos. Cuando esto empieza a cambiar se corre el riesgo de acabar con la relación y divorciarse. Por eso cada situación difícil por la que se atraviesa hay que compensarla con al menos dos que hagan feliz a su pareja.


3. Mantener estándares altos


Hoy en día los jóvenes tienen expectativas cada vez más altas sobre la vida matrimonial. Y eso está bien, pues el que espera mucho, también obtiene mucho. No hay que conformarse con un matrimonio de segunda. Dicen los investigadores que las personas que quieren que las traten bien, que quieren romance y pasión, finalmente lo obtienen. Los que tienen una actitud de resignación terminan en relaciones poco satisfactorias.


4. La familia y los amigos son importantes

Cuando uno está recién casado es fácil pensar que su pareja es todo en la vida y que uno no necesita a nadie más. Nada más equivocado, pues a la pareja le toca entonces suplir todas las necesidades emocionales y eso es una carga muy pesada. No es una actitud realista ni saludable.

El matrimonio debe ser la relación más importante, pero no la única. La manera de fortalecerla es hacerles la vida fácil a los demás. Eso no quiere decir que se pierda la intimidad ni la complicidad que se tiene con la pareja. Lo ideal es mantener lazos fuertes con la familia y los amigos, ya que los matrimonios más felices son aquellos que se nutren de otros vínculos afectivos, que tienen intereses distintos y que le pueden aportar a la pareja cosas nuevas todos los días.


5. Excitación

Las parejas no necesitan más actividades satisfactorias, lo que necesitan es más cosas excitantes en la vida para volver a sentir la emoción de cuando se enamoraron. Una manera de proteger la relación es compartir nuevas experiencias. Haga una lista de las cosas favoritas de ambos y luego otra de las cosas divertidas que quisieran ensayar. Haga planes y propóngase probar experiencias nuevas de vez en cuando.


6. No pretenda que su marido la haga feliz

La felicidad está en uno, no en los demás. Es una de esas máximas de sabiduría universal que no se deben olvidar. Hay momentos de intensa felicidad, como el día en que uno se casa o el nacimiento de un hijo, pero normalmente uno vuelve a su zona de confort, o sea 7,5 sobre 10. Lo que hacen especiales esos momentos es que son únicos, por eso es más importante construir esa felicidad sencilla de todos los días. Un baño en tina caliente con sales, un desayuno en la cama o un paseo por el parque en primavera son cosas que no requieren mucho esfuerzo y suben el puntaje.


Ninguno de estos consejos es extraordinario. Yo diría que hasta pueden parecer trillados. Pero muchas veces lo más sencillo es lo más útil.

Mantener un mundo propio y encontrar la realización personal es algo que ayuda a llenar vacíos del alma que todos tenemos, además permite que la relación sea de igual a igual y que perdure, como lo soñamos, en el tiempo.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.