COMENTARIOS

Las 16 supersticiones de boda más populares

Fucsia.co

Las 16 supersticiones de boda más populares Foto: Ingimage

Usar velo, llevar algo prestado, evitar que el novio vea a la futura esposa antes de la ceremonia; los matrimonios suelen ser eventos llenos de tradiciones y rituales. Recopilamos para ti, algunos de los más practicados.

Cuando hablamos del día del matrimonio es irremediable pensar en todas aquellas supersticiones, rituales y tradiciones a las que se ve enfrentada la pareja el día del enlace. Y es que seguramente habrás escuchado que si te barren los pies te quedarás solterona o que si se te caen un cuchillo y un tenedor al mismo tiempo, pronto habrá una boda.

Pues bien, la mejor manera de enfrentar las supersticiones en conocerlas, a lo mejor serás fiel a alguna de ellas por convicción personal, por tradición familiar o simplemente por su masiva aceptación; sin embargo la única alternativa frente a tu inminente matrimonio es la confianza y el amor que sientes por “el hombre de tu vida”. Estas son algunas de las tradiciones y supersticiones más comunes.

1. El novio nunca debe ver a su prometida con el vestido de novia. Esta creencia tuvo sus orígenes en la época en que los matrimonios se realizaban por conveniencia y la familia de la novia evitaba que su futuro esposo la viera antes del enlace, buscando asegurarse de que no se arrepintiera, de allí surgió la creencia de que si la pareja se ve antes de la boda, tendrán mala suerte en su vida juntos.

2. Las perlas. Son quizás las joyas que mejor le sientan a la novia, debido a su color blanco o nacarado que combina a la perfección con el vestido. No obstante, muchas se abstienen de usarlas asegurando que atraerán las lágrimas durante el matrimonio.

3. La corbata del novio. Esta debe estar perfectamente derecha durante la ceremonia. De no ser así, y si tiende a torcerse, hay quienes creen que evidencia la infidelidad a su futura esposa.

4. Atar cintas y latas a la parte trasera del carro en el que se irán los novios, pretende asustar a los malos espíritus y ahuyentar los sentimientos de envidia que puede generar la nueva pareja.

5. Que el novio cargue a la novia a la entrada de su nueva casa. Comenzó en Europa Medieval, época en la que muchos consideraban que la novia podría ser atacada por espíritus malignos a través de las plantas de sus pies. Para evitarlo, el novio la cargaba hasta llegar a su nuevo hogar. Actualmente se cree que si el nuevo esposo lleva en brazos a su pareja, evita que la mala suerte entre en su hogar y también hay quienes aseguran que esta práctica asegura la felicidad de la esposa al saber que su marido puede sostenerla.

6. Lanzar arroz. Se trata de una tradición tomada de oriente en la que los invitados lanzan arroz al final de la ceremonia, para atraer la buena fortuna, la prosperidad y la procreación; sin embargo, en la actualidad el arroz se ha sustituido por pétalos de flores o burbujas.

7. Casarse un día 13. El número está asociado a la mala suerte y la mayoría de novios optan por evitarlo.

8. Los mejores días para casarse. El lunes, por ser el día de la Luna, asegura la fertilidad, el viernes por ser el día de la diosa Venus, atraerá el amor duradero y el domingo, día del Sol, atraerá la felicidad a la pareja.

9. Evitar los martes. Marte era considerado por los romanos como el dios de la guerra, así que contraer matrimonio el segundo día de la semana traería desgracias y tristezas.

10. Enero, una mala opción. Casarse el primer mes del año es augurio de problemas económicos durante todo el matrimonio.

11. Usar velo. Esta costumbre nació en la antigua Roma, cuando se creía que de esta forma la novia se protegerá de las miradas envidiosas y de los celos.

12. Coser una moneda en el dobladillo del vestido de novia. La idea es que nadie lo notara, de esta forma se pretendía atraer bonaza económica.

13. Algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul
. Es quizás una de las tradiciones más arraigadas, pues además de común, es fácil de seguir. Llevar algo viejo tiene que ver con la amistad y, por lo general, se trata de algo que una mujer casada y feliz le entrega a la novia para así compartir su éxito matrimonial; lo nuevo se relaciona con el futuro; una joya con cierto valor sentimental se convierte, en la mayoría de los casos, en algo prestado y usar algo azul, aunque no sea notorio, hace referencia a la fidelidad.

14. Que llueva durante la boda. En España es común que las parejas ofrenden una docena de huevos a Santa Clara para pedirle que haga buen tiempo. Por el contrario, en otras culturas, la lluvia el día del matrimonio simboliza fertilidad y purificación.

15. Obsequios peligrosos. Los invitados no deben obsequiar a la pareja ni cuchillos ni tijeras, pues con ello pueden “cortar” el amor que florecía en el matrimonio. Si crees en ello y alguien te da un obsequio de este tipo, entrégale un par monedas, así será una compra y no un regalo y la “maldición” terminará.

16. Llorar durante la ceremonia. Se supone que la novia tendrá buena suerte el resto de su matrimonio, y la explicación es que ella ya habría derramado muchas lágrimas durante la boda, así que ya no tendrá necesidad de llorar más.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.