COMENTARIOS

Trucos para recién casados

Trucos para recién casados Trucos para las personas recién casadas.

Después de la luna de miel tu vida en pareja apenas comienza. Aprende algunos trucos para sobrellevar los momentos de tensión.

A pesar de que lo conoces desde que eran niños, de que de novios duraron varios años, de que él era tu viejo amigo antes de convertirse en tu pareja, de que pasaron largas temporadas viajando juntos, o de que tú o él ya han vivido solos o han compartido apartamento con otras personas, estos aspectos no garantizan que la convivencia como casados tenga el mismo tinte rosa que tuvo durante el noviazgo.

Para aprender a sobrevellar los hábitos de tu pareja y no permitir que la rutina o ciertos detalles destruyan la armonía de tu hogar de recién casada, es indispensable que seas muy tolerante y abierta a los cambios, pues éstos apenas comienzan.

Situaciones cotidianas que pueden parecer poco trascendentales como tener que levantarse más temprano para ducharse porque el otro también necesita el baño a la misma hora; o establecer ciertas reglas como la cantidad de dinero que cada uno debe destinar de sus ingresos para elsostenimiento del hogar, son sólo algunos ejemplos de todo lo que trae consigo compartir no sólo los sueños, sino también el día a día.

No obstante, una vez que logres junto a tu pareja acoplarte en horarios, cargas económicas y del hogar, seguramente esos pequeños inconvenientes del principio desaparecerán. Sigue estos sencillos consejos para mantener la paciencia y no permitir que entren a tu hogar el egoísmo y la intolerancia.

• Paso a paso: Si bien es cierto que quieres que todo marche a la perfección desde el principio, debes tener en cuenta que las primeras semanas serán para ir acomodando las rutinas de ambos y las cosas en el hogar, así que no te apresures a tener todo perfectamente arreglado y solucionado, pues ese proceso te tomará varios días.

• Ten paciencia: Seguramente si tú y tu pareja son aún muy jóvenes y están acostumbrados a un sin fin de electrodomésticos o comodidades, la adaptación a su nuevo hogar y a los recursos con los que cuentan será un poco traumática. El consejo es que te llenes de paciencia y aprendas a planear los gastos, pues equipar una casa demanda tiempo y mucho dinero.

• Escucha: Aquel dicho “el que se casa quiere casa” significa que estás buscando independencia, pero en ocasiones es muy sano escuchar a tus padres, suegros o a otras parejas que ya han pasado por circunstancias similares y que te pueden aconsejar o ayudar mucho más de lo que crees.

• Deja la pena:Aprende a pedir ayuda si la necesitas y ten por seguro que todos aquellos familiares y amigos que te quieren y te rodean estarán prestos a ayudarte cuando lo necesites. Aprovecha esa ayuda desinteresada para consultar a tu suegra sobre la comida que más le gusta a tu esposo, o para preguntarle a tu madre sobre cómo agilizar una receta, o hasta para pedir prestado un objeto o electrodoméstico mientras lo puedes adquirir.

• Date tiempo: Los errores y desaciertos de cada uno saltarán a la vista con el paso de los días, pero eso no implica que esos “detallitos” van a durar para siempre, así que date y dale tiempo para que logren el acople perfecto. Recuerda que dialogando todo se logra.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.