COMENTARIOS

Un restaurante ideal para dar el sí

.

Un restaurante ideal para dar el sí Un restaurante ideal para dar el sí

Un restaurante que reafirma desde su concepto, ambientación y servicio, que en la variedad está el placer.

En una casona colonial del tradicional barrio San Antonio en Cali, el chef Francisco Pardo, mejor conocido como el “arquitecto del sabor” y director de la reconocida marca de catering FP, creó La Cocina, una casa gastronómica multiespacial que se ha convertido en uno de los escenarios favoritos de los caleños que se alistan para dar el sí. Su agudo olfato estético lo llevó a dar vida a cuatro salones temáticos que invocan la magia de mundos diferentes a través del diseño y la ambientación que hacen sentir a novios e invitados como en sets de película. En la entrada, la bienvenida está a cargo de un zaguán colonial enmarcado por una colección de espejos de todas partes del mundo, seguido por el salón francés, que recrea un típico salón de té de la Francia del siglo XVII cuidadosamente decorado con papel de colgadura de matices rojos y dorados, cuadros de aires rococó, vajilla tradicional francesa y cubertería de plata. Contiguo, se encuentra el salón italiano inspirado en una tradicional tienda toscana, y decorado con cuadros icónicos de la cultura pop y antigüedades rescatadas de anticuarios. Los dos son la antesala de uno de los espacios más emblemáticos y elegantes: la mesa real, un salón victoriano con aires modernos y completamente  en  blanco y negro iluminado por una imponente lámpara de techo sobre el centro de mesa. Al final de la casa, se encuentra la terraza, el espacio que por lo general se adecúa para la ceremonia. Allí, quedan rezagos de las columnas de madera que suelen sostener los tradicionales patios coloniales, con un hermoso jardín vertical, enredaderas y consolas antiguas con vista a la cocina, donde los comensales pueden apreciar el montaje de los platos. Este restaurante, que rompe por completo con los esquemas de espacios uniformes, es el lugar ideal para quienes sueñan con una boda privada bajo el cálido clima de la sucursal del cielo, con múltiples escenarios de fondo para retratar los mejores momentos del gran día y, de paso, consentir el paladar de los invitados con una variada carta de platos franceses, peruanos y españoles.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.