COMENTARIOS

Matrimonio de día o matrimonio de noche

Matrimonio de día o matrimonio de noche Pareja de casados, foto: Thinkstock

Elegir el momento del día en el que celebrarás tu boda es el primer paso para planear una gran celebración. Pros y contras del sol y la luna en tu ceremonia.

Por RevistaFucsia.com

Si estás comenzando a organizar los detalles de tu matrimonio, te damos un consejo para que todo resulte perfecto: determina –antes que cualquier cosa– la hora del día en la que se llevará a cabo la unión, pues de esa decisión dependerá la elección del menú y del lugar de la recepción, la disponibilidad de la iglesia, la lista de invitados y en general de todos los aspectos clave de tu gran día.

Si todavía no tienes claro si quieres casarte a plena luz del día o bajo el resplandor de la luna, entonces estas recomendaciones pueden ser útiles para ayudarte a tomar la decisión.

Boda de día
Por qué sí:

Porque el horario facilita la asistencia de niños y adultos mayores a la celebración.
Porque el traslado de los invitados resulta más sencillo y más aún si la recepción tiene lugar en una hacienda.
Porque puedes darle un toque más informal y relajado al espacio.
Porque los servicios fotográficos pueden ser más económicos en tanto no requieren iluminación adicional.
Porque puedes disfrutar una celebración larga y planear diversas actividades con tus invitados.
Porque los invitados que no viven en la ciudad no se ven obligados a hospedarse en un hotel.
Porque llegas a pasar tu noche de bodas sin el agotamiento que produce estar en una fiesta hasta la madrugada.
Porque luces muy fresca al llegar al altar.

Por qué no:
Porque tienes poco tiempo para arreglarte.
Porque seguramente no podrás alargar la celebración si el lugar de la recepción está alquilado para una boda en la noche.
Porque suelen ser más costosas dado que debes reservar por más horas el lugar de la recepción.
Porque si estás en clima cálido, el sol intenso puede llegar a ser molesto tanto para ti como para tus invitados.
Porque si llueve, corres el riesgo de que se arruine parte del festejo aun teniendo carpas que, obviamente, aumentarían los costos de alquiler.
Porque las bodas de noche permiten crear un ambiente muy romántico usando la iluminación correcta.
Porque no puedes acabar la celebración con los juegos pirotécnicos que están tan de moda.

Boda de noche
Por qué sí:

Porque tienes más tiempo para arreglarte y para solucionar contratiempos de última hora
Porque la noche es perfecta para que tus invitados sean rigurosos con la etiqueta del vestuario.
Porque la organización no requerirá pensar en la diversión de los niños y, por supuesto, en un menú para ellos.
Porque puedes extender la celebración hasta la madrugada.
Porque el clima es más fresco en tierra caliente.
Porque puede ser más económico en tanto el alquiler del lugar será por menos horas.
Porque tienen cabida las actividades y juegos para adultos.
Porque tus invitados tienen tiempo de prepararse para asistir aun cuando trabajen ese día.

Por qué no:
Porque la celebración dura menos.
Porque seguramente no podrás hacerte fotos en exteriores.
Porque si el espacio es al aire libre y en clima frío, tus invitados pueden sentirse incómodos.
Porque el transporte se hace un poco más difícil, especialmente si la boda no es en la ciudad.
Porque tus familiares o invitados de edad avanzada pueden cansarse demasiado rápido.
Porque puede que la atención del lugar no resulte la mejor dado que seguramente los empleados habrán tenido que atender otras bodas primero.



También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.