COMENTARIOS

Repertorio musical para el día de tu matrimonio

Repertorio musical para el día de tu matrimonio Baile.

Tips para escoger la música de la iglesia y de la fiesta de tu matrimonio.

La música es primordial para cualquier tipo de celebración. Es posible que cada pareja tenga su propia banda sonora que se puede incluir en un repertorio entretenido y por qué no atrevido; mezclando las obras imprescindibles de una ceremonia con un toque de romanticismo, en el que cabe desde la parranda vallenata, la serenata de mariachis, los boleros, el son cubano, los sonidos de fusión y la música electrónica.

En la recepción funciona un grupo musical que haga “covers” de lo más sonado y un DJ, pero toca tener en cuenta que al momento de la comida lo más oportuno son los dúos y/o pequeños grupos de música de cámara. Para la iglesia o ceremonia, además del tradicional órgano, se puede contratar un cuarteto de cuerda o un coro. Lo fundamental es que el repertorio sea escogido de antemano.

La Marcha Nupcial
Lo clásico es lo pertinente para la ceremonia, y tiene un repertorio prácticamente establecido, la ceremonia habitual incluye dos marchas nupciales: la novia avanza al compras de Mendelssohn y sale de la mano del esposo al son de la coral de la opera de Lohengrin de Richard Wagner. Esta no es una tradición de siglos, realmente la impuso la boda de la princesa Victoria, hija de la reina Victoria de Inglaterra, con el príncipe Federico Guillermo de Prisia, y en el último siglo no se ha cambiado mayor cosa.

En general un repertorio clásico es:
*Para la entrada a la iglesia: Marcha Nupcial de Medelssohn; o Salutris de Beethoven.
*Para la firma de padrinos: Adagio de Albiononi: Ave verum corpus de Mozart.
*Para la salida de la iglesia: ópera Lohengrim de Wagner, Alleluya de Händel
*Para la recepción: lago de Händel Concerto per tromba e Organo de Corelli; Andante cantabile de Tartini; Exultate,, jubilate de la misa K437 entre otros.

Audición y contrato:
En cuanto a los grupos para la fiesta, ni importa lo reconocidos que sean ni las referencias que hay que tener, siempre es imprescindible oírlos en vivo y hacer pruebas de sonido y de repertorio por lo menos dos meses antes, para contratarlos con todas las de la ley y “pisar” el negocio un mes antes del matrimonio.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.