COMENTARIOS

El ajuar soñado Luisa Nicholls (Fotos: Cámara Lúcida /11)

Luisa Nicholls es una de las diseñadoras de vestidos de novias más apetecidas del momento. Hace cinco años creó su marca LNV y ya está recogiendo los frutos de su empuje y talento.

Luisa Nicholls terminó diseñando vestidos de novia por casualidad. Estudió Diseño Industrial en la Universidad de los Andes, en Bogotá, e hizo un máster en Gestión y Dirección de Empresas de Moda, en España. “La vida me llevó allí. Empecé diseñando vestidos de fiesta y calle a la medida y con el tiempo me empezaron a pedir tantos de novia, que se convirtió en mi especialidad”. El primero que le encargaron fue para el matrimonio de uno de sus mejores amigos. La novia, aburrida de buscar por todo el país, le pidió a Luisa que se encargara de ataviarla. “Nunca olvidaré su voto de confianza”, dice.

Así nació hace un lustro LNV en la que lo romántico y los detalles son fundamentales. En sus diseños retoma técnicas antiguas de manualidad y artesanía, sin procesos industriales. Usa transparencias y fibras naturales suaves al tacto y cómodas de llevar. “La idea es que parezcan de azúcar”, anota.

Tal vez por eso cada vestido es una obra de arte. Cuenta Luisa que en este momento está explorando una técnica para tapar la totalidad de las costuras en el encaje, uno de sus materiales favoritos. Para ella, el mayor reto con cada una de las novias es que salgan felices y se sientan únicas en su día. Y todo parece indicar que Luisa lo hace muy bien, pues su lista de clientas no para de crecer.

Sus indicaciones
Definir la hora y el lugar antes de escoger el vestido.
Mirar revistas y páginas Web para tener referentes.
Identificar conceptos que te gusten y soñar.
Buscar la asesoría de un diseñador serio y profesional.
Con su ayuda, identificar qué silueta es la ideal para tu figura.
Asegurarte de que el diseño del vestido resalte las partes del cuerpo que más te gusten.
Pedirle al diseñador varios bocetos.
Medirte el prototipo del vestido y hacerte varias pruebas.
Sentirte cómoda y segura para que nada dañe tu día.
Buscar un toque final con accesorios para el pelo como peinetas, tiaras, diademas, tocados, etc.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.