COMENTARIOS

Tips para saber cuál velo te queda bien

Tips para saber cuál velo te queda bien Tips para saber cuál velo te queda bien

Opciones para complementar tu vestido con un velo de novia hay muchísimas, por eso es importante conocer algunos aspectos para elegir el indicado.

Para que durante tu boda luzcas espectacular, cómoda y muy segura, lo mejor es que le prestes tanta atención al velo como al vestido pues, aunque no lo creas, este accesorio puede cambiar radicalmente tu look si no eliges el correcto.

Estas son las características que debes tener en cuenta al momento de escoger entre el enorme abanico de alternativas que, de seguro, tu diseñador te dará:

1. Caída perfecta: elige una tela como el tul que tenga buena caída, que no pese tanto y que no le agregue volumen exagerado a tu cabeza. Otra buena alternativa es el encaje que, de ser tu elección, debe ser el mismo utilizado en la confección del vestido.

2. La forma de llevarlo: el velo puede ir al centro de la cabeza, ajustarse en la parte baja, agarrarse al peinado o sujetarse con un broche o un tocado de flores. De cómo decidas llevarlo también dependerá el material y la longitud pues un velo muy pesado no sólo estropeará el peinado sino que además te producirá molestias.

3. Tiempo de uso: si estás pensando usar el velo únicamente durante la ceremonia, lo mejor es elegir uno de gran longitud; ahora, si lo que quieres es tenerlo puesto durante toda la celebración, la recomendación es llevarlo más corto para que te sientas más cómoda.

4. El color: el velo sólo debe elegirse una vez se tenga el vestido confeccionado para poder determinar el largo y color apropiados. Si el traje lleva muchos adornos, lo mejor es que el velo sea lo más sencillo posible.

Clases de velo
• Capa: conocido como velo cascada, se caracteriza por ser más corto en la parte frontal y tener un efecto de ondas a los lados. Este tipo de accesorio cubre a la mujer desde la cabeza abriéndose a los lados hasta llegar a la cintura. Es perfecto para los trajes strapless.
• Al codo: llega justo debajo de la cintura y alcanza los dedos con sus puntas. Aunque la longitud depende de la estatura de la novia, generalmente mide entre 85 y 125 cm de largo.
• Blusher o corto: cubre el rostro de la mujer y toca sus hombros. Mide entre 55 y 65 cm de largo.
• Mantilla: los encajes elaborados y finos que forman este velo deben ir hasta el codo de la novia dejando su rostro totalmente despejado.
• Capilla: es tan largo como el vestido.
• Catedral: la característica de este velo es la suntuosidad que le otorgan sus 2,5 metros de largo.

Velos según tu rostro y contextura
• Para rostros redondos: velos que caigan a los lados para que la cara se vea más angosta.
• Para rostros rectangulares: velos tipo capa.
• Para rostros cuadrados: velos largos.
• Para rostros ovalados: cualquier velo de novia es perfecto.
• Para rostros triangulares: velos ajustados en la parte de atrás de la cabeza con un broche.
• Para rostros pera: velos que se sujeten en la parte alta de la cabeza y le otorguen un poco de volumen extra.
• Para novias bajitas: los velos largos.
• Para novias gorditas: los velos tipo capa o asimétricos.
• Para novias muy altas y delgadas: los velos cortos.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.