COMENTARIOS

El mito del latin lover vs. las cualidades amorosas de hombres de otras razas

María Fernanda Gómez

El mito del latin lover vs. las cualidades amorosas de hombres de otras razas El mito del latin lover vs. las cualidades amorosas de hombres de otras razas

raza1.jpg

Si bien todos somos seres únicos e individuales hay ciertas características en las razas a la hora de enfrentar la intimidad. Sabemos que hay excepciones, pero nunca está de más echarle una miradita a las generalidades

 

Cada uno de nosotros tenemos formas propias de relacionarnos en el amor y en la sexualidad, pero hay ciertos aspectos que resaltan en las distintas razas y que no deberían dejarnos indiferentes. Ojo que hablamos de generalidades, porque lo que determina a un buen o mal amante son aspectos mucho más complejos y personales.

 

Los más 'fogosos'. En general se tiene la idea de que los europeos son personas distantes y de trato frío, pero las encuestas dicen absolutamente lo contrario.

De acuerdo a un estudio a nivel mundial, los griegos serían los más activos sexualmente del mundo. Dato no menor, con un promedio  de 138 relaciones al año. Por otra parte, es mundialmente conocido el nivel de pasión de los italianos.

 

Pequeños y fríos. Los habitantes del continente asiático, por el contrario de los europeos son bastante menos fogosos pero por sus técnicas amatorias pueden ser los que más satisfacción brindan a su mujer. Por ejemplo, según el mismo estudio, los japoneses sólo mantenían 45 encuentros sexuales al año.

 

En Singapur las cosas son un poco mejor con 73 encuentros íntimos anuales. Y está comprobado que los hombres asiáticos tienen una contextura viril más pequeña que las de resto del mundo.

Claro que para que nadie se sienta ofendido apelaremos a ese antiguo dicho que reza así “no importa el tamaño del barco, sino el movimiento de la marea”.

 

Potencia máxima. No es mito. Los hombres de raza negra virilmente son más potentes. Es una cuestión de genes. Además, hay que decir que el clima húmedo y caluroso incentiva algún encuentro apasionado. A esto hay que agregar que llevan el ritmo en la sangre. Sin duda alguna todos los elementos necesarios se reúnen acá para tener una espléndida vida sexual. Ahora, nuevamente reiteramos, nunca es bueno generalizar. Sin duda, debe haber alguna nefasta excepción en la raza negra.

 

El mito del latin lover. Seamos sinceras ¿Ustedes aún creen que los latinos son eximios amantes? Bueno, hay que decir que ese es uno de los tantos mitos que se tejen alrededor de la sexualidad de los distintos tipos de razas que poblan el mundo. Es muy probable que alguna europea jure que si da un paseíto por nuestro continente, terminará su periplo con una gran sonrisa en su rostro. ¡Error! No todos los latinos son unos toros, ni amantes apasionados que sacudirán tu cama. Así es que ojo. Lo que sí tiene el latino, es el romanticismo a flor de piel.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.