COMENTARIOS

¿A qué sabe Macondo?

Fucsia.co

¿A qué sabe Macondo? Foto: Cortesía @macondosomotodos

El universo literario de nuestro nobel Gabriel García Márquez nos dejó más que letras, nos dejó aromas y sabores. La chef de Mini-Mal, Antonuela Ariza, creó para las lectoras de Fucsia.co una receta para recordar Cien años de soledad. ¿Y a ti a qué te sabe Macondo?

Leer un libro no es sólo liberar la mente para viajar a mundo inimaginados. Es también llenarse de nuevas palabras, de nuevas perspectivas, de nuevos aromas, olores y sabores.  Y es precisamente el sentido del gusto y del olfato el que quisimos explorar a través de los sabores de Macondo. ¿A qué sabe esa tierra imaginaria de Gabo? (Lea también Macondo sobre la piel)

Para los conocedores de la obra literaria, Macondo sabe, sin duda alguna, a Caribe, a ollas de barro, ñame, yuca y plátano. A níspero, a tamarindo. Sabe a alguna tierra lejana donde se encuentran los variopintos personajes del nobel de literatura. Son olores a infancia, a Aracataca, a clima caliente y a tierra seca. (Lea también La naturaleza de Maconda narrada en un fashion film)


                                                                                         Foto: Cortesía @macondosomostodos

Por ello, la chef del Restaurante Mini-Mal, Antonuela Ariza, creó para las lectoras de Fucsia.co una receta especial: Guisado de Cordero de Rebeca Buendía.

Guisado de cordero de Rebeca Buendía

Una receta inspirada en algunos de los alimentos presentes en el universo de Macondo y en Rebeca, la hija adoptiva de los Buendía. Mujer de corazón impaciente que disfrutaba el sabor único de la tierra y las tortas de cal que arrancaba de las paredes, un apetito que Úrsula intentó calmar con una pócima de jugo de naranjas y ruibarbo. 



La chef de Mini-mal, Antonuela Ariza, preparando sus recetas en la gallera de Macondo de la Filbo.
Foto: Cortesía @macondosomostodo

Receta para cuatro [4] Personas:
Ingredientes:

- 1 Kilo de pierna de cordero sin hueso cortada en cubos de 3x3 Cm.
- 500 gramos de tallos de ruibarbo cortado en trozos
- 80 gramos de azúcar morena
- 1 cucharadita de sal
- 1/3 de cucharadita de pimienta
- 1 cebolla cabezona grande cortada en julianas
- 10 cucharadas de aceite vegetal
- 300 ml. de jugo de naranja

Preparación:
Poner un caldero grueso y amplio a fuego alto, añadir las cebollas y saltear hasta que estén transparentes.
Añadir los cubos de cordero, si es necesario en varias tandas, para que los cubos se doren por todos lados. A continuación, añadir el ruibarbo, la sal, el azúcar y la pimienta.  Tapar y bajar el fuego; dejar hervir durante 10 minutos.  Añadir el jugo de naranja, dejar hervir por 15 minutos, hasta que el cordero esté tierno. Servir acompañado de ñame o yuca cocida con suero costeño.


La chef de Mini-mal, Antonuela Ariza, preparando sus recetas en la gallera de Macondo de la Filbo.
Foto: Cortesía @macondosomostodo


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.