COMENTARIOS

5 consejos para mamás ejecutivas con hijos adolescentes

Fucsia.co

5 consejos para mamás ejecutivas con hijos adolescentes Foto: Pinterest

Te ofrecemos el tercer capitulo de tips sobre la crianza de los hijos, enfocado a esas mamás con doble jornada (la laboral y la de casa) y con hijos que acaban de entrar en la pubertad, una edad complicada.

La crianza de los hijos es un reto, especialmente cuando estos se adentran en la temida edad de la adolescencia y las madres no pueden dedicarles todo el tiempo que quisieran debido a su trabajo. Por ello, recuperamos el libro ¿Qué hago con mis hijos? de la sicóloga Annie de Acevedo para dar respuesta a algunas preguntas que les pueden surgir a las madres con sus hijos en plena pubertad.

1. Es víctima de matoneo.
Trata de ser reflexiva y evitar a toda costa devolver las agresiones que recibe tu hijo con más agresiones, en este caso hacia el victimario. Primero porque eso refuerza la idea de tu adolescente de que es débil y no puede valerse por sí mismo; segundo porque es un mal ejemplo. Acude a la institución académica y se implacable y firme: haz saber a las autoridades del mismo que hay un matón en la escuela. Haz un seguimiento de cómo se está resolviendo el problema. Por otro lado, enséñale a tu hijo estrategias de resolución de conflictos y déjale claro que nadie merece que se le trate mal, apóyale y mantente a su lado para ofrecerle todo el apoyo que necesite.

2. Mi hijo ha cambiado. Paralelamente a los cambios hormonales que conlleva la adolescencia, están los de comportamiento, con manifestaciones en una mayor necesidad de privacidad y de libertad. La recomendación básica es que seas paciente con tu hijo; trata de hablar con él o ella sobre estos cambios y cómo eso está transformando la dinámica familiar. En todo caso, hay que entender que la libertad ilimitada no es algo que haya que fomentar en ellos: deben aprender que en la vida hay límites y que no pueden desaparecer de la casa así como así. Es importante profundizar la necesidad de que haya un respeto a la familia y al espacio y los tiempos familiares, pero sin imposiciones, siempre con entendimiento. 

3. Llegó borracho a casa. Ninguna preocupación de los padres con respecto al alcohol es excesiva. Hay que ser tajantes en este aspecto y actuar con firmeza cuando ocurre, además de explicarse las implicaciones negativas que el consumo de este tipo de bebidas puede tener en su salud. Por otro lado, es importante abordar el tema desde el manejo de las emociones del adolescente, pues los problemas de esa índole suelen ser la excusa para que el adolescente se acerque al alcohol, aunque solo sea por una cuestión social.

4. Se ha puesto a dieta. El problema surge cuando los adolescentes comienzan a hacer regímenes estrictos de alimentación sin control alguno y de forma obsesiva, hasta el punto de volverse demasiado conscientes de todo lo que comen. El peso se puede convertir en un tema importante para ellos, pues es algo que les da sensación de control. Cuando a eso se suma una serie de condicionantes emocionales propios de los cambios de la adolescencia, existen mayores riesgos de que desarrolle un trastorno alimenticio. Lo principal es trasladarle a los hijos la idea de que la imagen no es tan importante e incidir en ello. Si el problema persiste, la recomendación es acudir a un especialista para profundizar en el problema y que este no se vuelva más grande.

5. Entra a páginas pornográficas.
Es importante concienciarse de que meterse en la vida privada de los hijos no es positivo, pues es un síntoma de que no confiamos en ellos. Una vez esa pauta no se ha respetado, lo más indicado es sacarle el tema y hablarle de frente sobre la conveniencia de acudir a ese tipo de páginas para explorar su sexualidad. Esa curiosidad resulta, por otro lado normal, por lo que es imprescindible no demonizar al respecto, ni hacerle sentir como que hace algo malo por querer indagar en la sexualidad, pero si el cómo lo está haciendo.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.