COMENTARIOS

Trucos para que tu ropa dure más

Fucsia.co

Trucos para que tu ropa dure más

No basta con dividir la ropa en tonos claros y oscuros antes de lavarla para que dure más. Sigue estos consejos para evitar el rápido desgaste de tu ropa.

¿Te ha pasado que luego de un par de semanas de haber comprado esa camisa o pantalón que tanto querías, comienza a perderse el color, aparecen algunas manchas o se llena de motas difíciles de remover? Esto pasa porque prestamos poca atención al cuidado de nuestra ropa, en algunos casos la lavamos sin tener en cuenta el tipo de tejido, la tiramos sin doblar en el armario y el máximo esfuerzo que hacemos es separarla en claros y oscuros antes de meterla en la lavadora.

Pero nuestra ropa merece más que eso, es una inversión que debemos cuidar si queremos que dure más tiempo. Estos son algunos hábitos que harán que tu armario sea más versátil pues no tendrás que comprar los mismos básicos de siempre en reemplazo de los que se han dañado, en cambio podrás invertir en otras prendas.

Rellena tus zapatos para mantener la forma: lo más recomendable es utilizar hormas ya sea de madera u otro material, también puedes usar envueltos de papel especialmente en los zapatos de cuero o sintéticos. Evita poner unos zapatos sobre otros y guárdalos en un lugar sin humedad.

Compra bolsas de absorción de humedad: ponla en tu closet para combatir la humedad y el olor a ‘guardado’ que puede quedar impregnado en tu ropa. Cámbiala frecuentemente.

Limpia el cuero con una esponja: el cuero se limpia en seco con una esponja seca o con algún producto especial para remover el polvo y las suciedades de este material. El agua puede ajarlo, así como usar perfumes y otros químicos.

Guarda los bolsos en un lugar especial: a veces le damos poca importancia a los bolsos y los acumulamos todos en un mismo lugar, pero al igual que los zapatos estos deben rellenarse con papel para evitar que se deformen y agrieten. Si tienes poco espacio utiliza una caja para ponerlos uno encima del otro separados por una hoja de papel.

Lava tu ropa al revés: este sencillo truco hará que conserve el color y evitará que destiña. Funciona muy bien para los denim.

Mira también: ‘Cuidados para tu ropa‘

Plancha a vapor: los trajes, vestidos, blazers y las prendas delicadas deben plancharse a vapor de arriba hacia abajo teniendo cuidado de no acercar demasiado la plancha a la prenda.

Cuida tus busos de lana: en general la lana no debe extenderse en ganchos pues se estirará y perderá su forma original, tampoco debe lavarse con agua caliente ni retorcer para secar. Lo ideal es secarlos sobre una toalla y doblarlos.

via GIPHY

Utiliza bolsas de lavado para tu ropa interior: si no tienes tiempo para lavar tu ropa interior a mano, pon tus brasieres, medias y panties en una bolsa de tela en forma de malla, así se conservará más.

Cuelga bien tus pantalones y faldas: usa ganchospreferiblemente de maderaque tengan pinzas para prensar la ropa.

Clasifica la ropa según el tipo de tejido: está bien separar ropa de color de la ropa blanca, sin embargo, también es necesario revisar el tipo de tela, así evitas mezclar ropa delicada con telas más ásperas y pesadas o elegir ciclos de lavado diferentes para la ropa que se encuentra muy sucia. Para lavar a mano primero disuelve el jabón en un balde con agua y luego pon la prenda.

Quita las manchas antes de lavar: trátalas con productos especiales o usa un balde con agua y un poco de vinagre y deja remojándola toda la noche. Cuando se trata de grasa pon un poco de agua caliente sobre la mancha y usa jabón líquido.

Mira también: ‘Truquitos para quitar las manchas de la ropa‘

Rota la ropa de tu armario: a veces, en el día a día, no nos damos cuenta de que siempre llevamos las mismas prendas y este es el principal factor de desgaste. Haz el ejercicio de no ponerte tu camisa preferida en dos o tres semanas y así te obligarás a ser más creativa con tus outfits.

Evita lavar muy seguido: hay algunas prendas que se ensucian con facilidad, en especial las de tonos claros, pero hay otras que puedes reusar como los pantalones oscuros, algunos vestidos, faldas y camisas, así evitas el desgaste de los múltiples lavados.

Remueve los pelos con cinta adhesiva: si tienes mascotas sabes lo que es tener pelos en la ropa todo el tiempo, de hecho, aunque no tengas ni perros ni gatos en casa, hay algunas telas que tienden a recoger motitas, la mejor manera de quitarlas es utilizando un rollo adhesivo o pasando cinta transparente varias veces.

Deja que tu ropa respire: es importante saber qué amerita ser colgado y qué puede ser doblado, así no tendrás toda tu ropa junta en ganchos, evitas que vuelvan a aparecer las arrugas después de planchado y la proteges mejor del paso del tiempo.

via GIPHY

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.