COMENTARIOS

De regreso al peso ideal

De regreso al peso ideal Para recuperar tu cuerpo después de ganar peso innecesario, es vital que sea juiciosa pero no psicorígida. (Foto: Thinkstock)

El tema del sobrepeso preocupa a todas las mujeres en especial, a las embarazadas, ¿Cómo recuperar la línea después del parto? Ten en cuenta estos consejos para volver a estar en forma.

En teoría, después del nacimiento del bebé ya pasó lo peor: la mujer ya enfrentó el parto y se dispone a iniciar una nueva vida habilitada en su nuevo estatus de mamá. Muchas cosas, se transformaron en esos nueves meses de espera, una de ellas la apariencia corporal que se modificó para albergar una nueva vida.

¿Cómo afrontar los cambios y recuperarse del sobrepeso, la flacidez y estar cargar de energía para responder a las necesidades del bebé? Ten en cuenta estos consejos para volver a estar en forma.

Haz de la lactancia tu mejor aliado
La lactancia quema calorías, muchas, por eso no es raro encontrar mujeres que afirman que recuperaron su peso inicial gracias a la leche materna. Se estima que produce un gasto energético de 500 calorías diarias, entre el esfuerzo de dar de mamar y lo que consume el organismo para producir la leche. Las dietas externas pueden alterar el proceso natural de la lactancia, e incluso interrumpirla.

Tu no eres una celebridad
Muchas mujeres se atormentan cuando ven a las celebridades después de tener sus bebés, con el vientre plano y la cola parada, pasando por la alfombra roja con un vestido pegado. La diferencia entre ellas y tu es que ellas viven de su imagen, y cada vez que dan a luz ( e incluso antes) invierten grandes sumas de dinero en entrenadores, gimnasios, sesiones de spa, cirugías y muchos otros sacrificios que tu no estas obligada a hacer. Relájate y date el lujo de disfrutar al 100 por ciento de tu bebé.

Di sí a la vanidad
Aunque estas muy dedicada a tu bebé y no estés obligada a salir de tu casa gracias a la licencia de maternidad, que no se te olvide tu lado vanidoso. Usa ropa cómoda, pero atractiva, aprovecha las siestas del bebé no solo para dormir, sino también para consentirte con un baño relajante o un buen masaje reductor. Aprovecha los días como el sábado cuando tu esposo pasa más tiempo con el bebé y escápate a un spa o a la peluquería por un nuevo corte de pelo.

Pon a funcionar la dieta de la pirámide invertida
Hay que comer mucho más en el desayuno, con la salvedad de que éste debe tomarse, a más tardar, media hora después de levantarse. Después le seguirá un almuerzo con tres platos: ensalada, carne o pescado, pollo o pescado a la plancha, y al final del día un té con tostadas o un plato de fruta y queso.

Actividad física
El solo hecho de levantar al bebé, cambiarlo, llevarlo de un lado al otro, es un buen ejercicio. Sin embargo, puede realizar actividades físicas que involucren a tu hijo a medida que esté más grande, por ejemplo, salir a caminar a buen paso en el coche; a los niños les encanta el movimiento y la velocidad. Cuando el pediatra lo considere adecuado, también puedes llevar al bebé a una piscina. El contacto con el agua relaja y es nadar es un excelente ejercicio para ti.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.