COMENTARIOS

Estreñimiento en los bebés

Estreñimiento en los bebés Estreñimiento en los bebés

Si tu hijo está padeciendo esta molestia digestiva tan común en los pequeños, entonces presta mucha atención a esta información.

Aunque el estreñimiento se presenta con mayor frecuencia en los niños mayores de un año, también los bebés pueden sufrir esta desagradable molestia. No obstante, hay que aprender a reconocer si realmente es un trastorno digestivo o si por el contrario sólo obedece al ritmo natural del pequeño.
 
Seis señales
 
1. Las heces se tornan endurecidas.
2. Es evidente que el bebé siente dolor cuando intenta hacer una deposición
3. Cuando el niño está en el proceso mueve demasiado los brazos y las piernas, llora y tiende a ponerse pálido.
4. El estómago del bebé se expande con facilidad y, en general, se mantiene inflamado.
5. En ocasiones, cuando el estreñimiento es crónico, el bebé vomita excesivamente.
 6. Las deposiciones no son regulares, es decir aunque se den cada tres o cuatro días, no siguen una rutina.
 
Cómo tratar el trastorno
 
Si el bebé aún no ha cumplido los seis meses de nacido, prueba:
  • Tomar suficiente cantidad de agua para que el bebé pueda digerir la leche más fácilmente. Lo ideal es que bebas 60 onzas de agua al día, es decir un vaso largo.
  • Revisar la preparación de la leche de fórmula si estás en el proceso de dejar de lactar. En este sentido, lo ideal es que le des al bebé de 2 a 4 onzas de agua adicionales. Hazlo entre comidas durante las primeras tres semanas luego del cambio de alimento. Una vez transcurridas las tres semanas, consulta con el pediatra si debes mantener la misma cantidad de líquido o incrementar las onzas.
Si el bebé tiene entre seis y nueve meses, intenta: 
  • Darle de 2 a 4 cucharadas de jugo natural de ciruela pasa o de manzana entre cada comida. Dependiendo de la reacción del niño, nivela la cantidad y auméntala gradualmente para que el cuerpo se acostumbre. Recuerda que, en principio, la cantidad de jugo no debe superar las 4 onzas diarias.
Si el bebé tiene entre nueve meses y un año, dale:
  • De 2 a 4 cucharadas de ciruelas pasas previamente colada.
  • Alimentos con fibras. A esta opción debes recurrir si el jugo por sí solo no actúa favorablemente. La recomendación es que agregues los alimentos sólidos de manera gradual a cada una de sus comidas. Entre los que contienen más fibra se destacan el melocotón, la pera, la espinaca y la alverja seca bien cocinada.
Si el bebé supera el año, agrega a su dieta:
  • Dos porciones de frutas ricas en fibra.
  • Dos porciones de vegetales cocinados. Los más recomendados son los fríjoles, las alverjas y la coliflor. No obstante, lo mejor es que consultes con tu médico cuáles pueden beneficiar a tu bebé de acuerdo con su organismo.
Por último, recuerda que un suave masaje o un baño de agua tibia también pueden ser de gran ayuda para calmar las molestias. Si aún así el estreñimiento persiste, pregúntale al pediatra cuál es la mejor opción para aliviar el trastorno y no intentes darle laxantes o ponerle supositorios.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.