COMENTARIOS

Haz de tu lugar de trabajo tu segundo hogar

Consuelo Ríos

Haz de tu lugar de trabajo tu segundo hogar Foto: Pantherstock

¿Quieres tener más oportunidades, aumentar tu productividad, mejorar tu eficiencia, ahorrar tiempo y sobre todo ganar más dinero? El secreto está en cómo organizas tu oficina.

Ya sea que esté en tu casa o fuera de ella, tu oficina debe invitarte a estar motivada para trabajar. Organizarla  es evitar preocupaciones, confusiones,  tardanzas y sobretodo olvidos.

Lo básico


Lo primero que debes hacer es limpiarla, eliminar todo lo que no sirve o no utilizas, liberarla  de todos aquellos elementos, notas y documentos que puedan ser  suprimidos.
Una vez ordenada, debes decidir qué sistema de archivo usar aprovechando todo el espacio disponible: organizadores de mesa o de pared. Sea cual sea, es indispensable que lo que más usas, quede al alcance de la mano en un cajón de fácil acceso y debidamente identificado.

Separa tus papeles y documentos clasificándolos en pendientes y resueltos.
Coloca aparte lo menos necesario, como por ejemplo documentos que se consultan pocas veces al año o repuestos de equipos con largos periodos de uso.

Ya que el escritorio es tu espacio de trabajo, tu zona para crear y para darle rienda suelta a tus ideas, busca dejar despejada una buena parte de su superficie. Lo más aconsejable es ubicar primero de manera apropiada los objetos grandes y de uso frecuente como teléfono, computador, agenda, calendario, etc., luego coloca los objetos medianos como anotadores de mensajes, portalápices, tarjeteros etc. y por último, los objetos pequeños que sean realmente indispensables.

Reduce los adornos que tengas sobre él, y si eres amante de las plantas, limítate a tener una pequeña de lindos colores que puedas mantener fácilmente.

Feng Shui para la oficina


  • Ten en cuenta los siguientes consejos si quieres que la energía fluya mejor en tu puesto de trabajo:
  • Es importante renovar la energía haciendo una buena limpieza de pisos, paredes, y muebles y eliminando periódicamente lo que ya no necesites.
  • Lo mejor es que tu oficina tenga muy buena iluminación y un mobiliario armonioso y con curvas para una buena concentración, ya que las esquinas afiladas y los rincones oscuros causan tensión y estrés.
  • En lo posible, coloca tu escritorio alejado y en diagonal a la puerta de entrada,  buscando tener una pared detrás de tu asiento. Esta es una posición de control y de poder y el muro aumenta tu sensación de seguridad y protección.
  • Para que las cosas salgan bien y no hayan traiciones, evita estar sentado dándole la espalda a la puerta. En caso necesario coloca un espejo de modo que puedas tener visual sobre la misma.
  • No pongas tu escritorio debajo de una viga, escalera o techo inclinado, tu trabajo se verá reducido.
  • En lo posible coloca una planta de hojas anchas para que absorban las ondas electromagnéticas de los aparatos eléctricos, evita usar los cactus ya que sus espinas generan conflictos.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.