COMENTARIOS

¡Hazte la ecografía!

¡Hazte la ecografía! Cuando te realizan una ecografía, el médico puede visualizar a tu bebé en su ambiente intrauterino.

Ten un embarazo seguro y normal diciéndole adiós a los mitos que se tejen sobre este sencillo examen.

Conocer el sexo de tu bebé y vivir de cerca todas sus etapas de desarrollo es posible a través de la ecografía. No obstante, estas no son las únicas ventajas de practicarte este sencillo examen a tiempo y con regularidad, pues es gracias a él que tu médico puede detectar si tu bebé presenta algún problema o anomalía en su formación.

Cuando te realizan una ecografía, el médico puede visualizar a tu bebé en su ambiente intrauterino a través de ondas de ultrasonido. De esta manera, el especialista evalúa el bienestar y crecimiento de tu hijo en sus diferentes fases de formación, determina el estado de tu embarazo y los cuidados que debes tener.

Según el doctor Hernán Cortés, médico sub especialista en medicina fetal del Hospital San Vicente de Paúl de Medellín, es muy importante que durante tu embarazo te practiques entre tres y cuatro ecografías pues “sólo así es posible determinar si existe alguna enfermedad y las acciones que se deben tomar”.

Por ejemplo, y dependiendo del diagnóstico, puede ser necesario intervenir dentro del útero para disminuir el riesgo de muerte; realizar una transfusión intrauterina en caso de anemia fetal; programar una cirugía láser en algunos embarazos gemelares o corregir alteraciones del ritmo cardíaco fetal, agrega Cortés.

¿Cuándo y para qué?
La primera ecografía se realiza por vía vaginal y debes practicarla tan pronto como sospeches de tu embarazo. De esta manera tu médico podrá evaluar la ubicación del bebé, conocerá el número de fetos, definirá con mayor precisión su edad y evaluará su estado de salud.

La segunda debe ser entre las semanas 11 y 14. Es con esta “ecografía genética” que tu médico puede determinar si tu bebé presenta alteraciones como síndrome de Down o malformaciones severas. Para el doctor Cortés, “esta es la ecografía más importante que se debe realizar durante el embarazo, por lo que debe ser practicada por un médico certificado y muy bien entrenado”.

La tercera ecografía debes tomártela entre las semanas 20 y 24 para evaluar con mayor claridad la anatomía fetal. Con ella, el médico puede hallar posibles malformaciones congénitas como labio leporino, defectos cardíacos o de desarrollo del cerebro y los riñones, que por su sutileza no pudieron ser identificadas en los exámenes anteriores.

Por último, la cuarta ecografía se practica entre las semanas 28 y 34 y con esta se valora el crecimiento y bienestar de tu bebé, la cantidad de líquido amniótico y la posición de la placenta.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.