COMENTARIOS

¿Parto en “público”?

¿Parto en “público”? ¿Parto en “público”?

Teorías de mujeres como Ina May Gaskin afirman que la falta de intimidad durante el parto favorece las complicaciones médicas. Entérate lo que se dice al respecto.

Actualmente un parto requiere de una serie de profesionales e instrumentos médicos para ser atendido, condiciones que implican que la madre se vea expuesta a las miradas de varias personas y a la falta de privacidad.

Así lo ha manifestado Ina May Gaskin, conocida mundialmente por haber atendido 1200 partos en el hogar en los que no ha muerto ningún niño. Ella además ha aclarado en varias oportunidades que el parto debe ser una oportunidad para que la madre sea tratada como una diosa y se conecte con su hijo y los procedimientos actuales no lo permiten así, entre otras cosas, porque la mujer se siente tensa por la presencia de tantas personas a su alrededor, por la exposición de sus órganos genitales y por los procedimientos invasivos –como el tacto- a los que es sometida durante el proceso.

En consecuencia el momento del parto se convierte para la madre en un estrés físico y emocional que dificulta la evolución y la dilatación porque la musculatura tiende a contraerse. La famosa partera así lo resume: "Una mirada poco amable es suficiente para que una mujer no dilate". Por lo que su teoría apunta a que cada madre decida cómo tener a su hijo en las mejores condiciones posibles –no sólo medicas- sino también de intimidad, tranquilidad y conexión.

Naturaleza sexual
Algunos especialistas han vinculado el parto y su naturaleza con la esfera sexual. Esta afirmación les ha permitido explicar por qué la mujer puede bloquearse al momento del parto.

La razón es que el sexo es un episodio que no se dirige, controla y mucho menos se hace público para que sea observado, por lo tanto el parto al estar ligado a ese aspecto sexual tampoco debe ser un acontecimiento público. En efecto, si una madre se siente vulnerada, expuesta, mirada… su reflejo involuntario alterará su estado emocional y sus condiciones físicas.

El acompañamiento
Algunas mujeres prefieren estar acompañadas en el parto por sus esposos o sus madres. No obstante hay mujeres que prefieren estar solas porque argumentan que no les gusta que les hablen, les den órdenes o les hagan preguntas porque están concentradas en su labor y buscan conectarse aún más con el bebé. Además, pierden la pena y se desinhiben con mayor facilidad.

Por el contrario, las mujeres que prefieren el acompañamiento aseguran que la presencia de la persona las tranquiliza, les produce seguridad y bienestar. Los expertos recomiendan que la madre elija libremente la persona para que ésta no sea un motivo más de presión.

Qué recomienda la Organización Mundial de la Salud
La OMS da una gran importancia a los aspectos emocionales y psicológicos del parto y así lo hace saber en las recomendaciones que hace al respecto. Algunas de ellas son:
· El cuidado del embarazo y parto normales debe ser integral y tener en cuenta las necesidades intelectuales, emocionales, sociales y culturales de las mujeres, sus niños y familias y no solamente un cuidado biológico.
· Se debe tener en cuenta la toma de decisión de las mujeres.
· Se debe respetar la privacidad, la dignidad y la confidencialidad de las mujeres.
· Debe ser apropiado teniendo en cuenta las diferentes pautas culturales.

Cuéntanos qué tipo de parto preferirías tener y si estás de acuerdo con la teoría de Ina May Gaskin.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.