COMENTARIOS

Los 5 tipos de madres, ¿tú cuál eres?

Fucsia.co

Los 5 tipos de madres, ¿tú cuál eres? Foto: Ingimage

La maternidad requiere de mucha paciencia. También pasa por entenderse y respetarse a una misma y conocer conocer qué tipo de madre se es de las cinco opciones que existen, para así comprenderse mejor y no agobiarse con la crianza.

No existe la mamá diez, ni un manual fidedigno sobre cómo se debe criar a los hijos: cada una tiene su forma personal de desempeñar esta labor lo mejor que puede, en base a sus posibilidades y capacidades. Esa es la idea principal del libro Mamás perfectamente imperfectas de Diana Guelar y Andrés Jáuregui.

En este, además de consejos prácticos que cada mujer puede adecuar como le convenga en la crianza de su prole, hay un capítulo en el que se recogen los tipos de  madres que existen, con el fin de que cada mamá pueda comprenderse mejor y sacar lo mejor de ella.

1. La Madre GPS. También conocida como la controladora. Es una obsesa del control y la sobreprotección, que es como demuestra su amor. Sin embargo, esta actitud desgasta a sus hijos y a sí misma. La recomendación es tratar de relajarse un poco, respetar la privacidad de los niños y darles su espacio.

Lee el artículo '5 consejos de crianza indispensables para mamás ejecutivas'

2. La perfeccionista. Aquí se incluyen a las mamás que quieren que sus hijos sean perfectos, las que no aceptan el fracaso. Es por ello que se vuelven exigentes sin control y ejercen excesiva presión a los niños, los cuales no siempre podrán estar a la altura. Está bien alentar a los hijos a superarse, pero siempre con un límite: hay que ser consciente que estos son personas también y tienen sus limitaciones. Las mamás perfeccionistas deben centrarse más en el aprendizaje que el niño obtendrá en el proceso que en el resultado.

3. La cómplice.
Es la que quieres ser amiga de sus hijos. Aquella que no entiende que su posición está por encima de eso, que es un modelo a seguir y nunca deben rebajarse a ser menos que ello. Debe estar ahí para sus pequeños, para ayudarles, consolarles y guiarles cuando sea necesario, pero desde su rol de madre, no desde una visión de iguales.

Lee el artículo '4 consejos de crianza para no volverte loca con la maternidad'


4. La competitiva. La que envidia a sus hijos, más exactamente a sus hijas; su belleza y juventud. A raíz de estos sentimientos perturbadores, compite con ellas y acaba por menoscabar su relación con estas. Las madres que estén circunscritas en este apartado deben asumir que tienen emociones negativos respecto a sus hijos y tratar de modificarlos poco a poco desde el entendimiento.

5. La que se apropia de todo lo que le ocurre a sus hijos.
A esta mamá le cuesta entender que su hijo no es una prolongación de ella, sino que es una persona independiente y autónoma. El problema de esta actitud es que se les niega a los niños el derecho a sentir sus propias emociones y enfrentarse a las situaciones difíciles que se les presenta en el camino., ya que la madre se apropia de todo eso. Es inevitable que los hijos sufran a lo largo de la vida, también que se equivoquen. Este tipo de mamás deben llegar a esta conclusión y dejar que sus pequeños sigan con su vida y aprendan a desarrollar recursos para que los vaivenes y los golpes del camino cada vez duelan menos.

Lee el artículo '5 consejos para mamás ejecutivas con hijos adolescentes'

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.