COMENTARIOS

Unión que da vida

Unión que da vida Cuidados del cordon umbilical.

El cordón umbilical es la vía que permite que tu bebé reciba los nutrientes necesarios para su desarrollo. Después del parto es importante el cuidarlo.

A través del cordón umbilical es como la madre se conecta a su hijo y le proporciona los nutrientes necesarios y la sangre oxigenada para que el crecimiento y desarrollo de los órganos durante la gestación se den con normalidad. Además es considerado como el lazo que une y transmite los sentimientos de la mamá al bebé.

Esta es la razón por la que el corte del cordón umbilical es uno de los momentos determinantes para el recién nacido. Sin embargo, la mayoría de las mamás desconocen cómo cuidarlo una vez que el bebé está en casa.

Lo primero que debes saber es que el tiempo estimado para que el ombligo de tu bebé sane y se caiga es cercano a tres semanas, aunque en algunos bebés el tiempo se reduce a una sola.

Para ayudarlo a cicatrizar y evitar infecciones hay algunas recomendaciones que debes tener en cuenta. Así no sólo estarás segura de la salud de tu bebé, sino que además te sentirás menos angustiada durante esos primeros días en casa luego del parto.

Cuidados y recomendaciones
Pregunta a tu médico los parámetros que debes seguir para cuidar a tu bebé en casa y transmíteselos a la persona que te esté colaborando durante el periodo de dieta. Recuerda que siempre las indicaciones de él son la que debes seguir por encima de cualquier conejo bien intencionado.

*Revisa que el ombligo siempre esté cubierto con una gasa mientras se sana el corte. 
* Jamás intentes forzar su caída porque puedes lastimar al niño. La caída del ombligo se debe dar de forma natural.
*Límpialo despacio y cuidadosamente. Si notas que hay sangrado continuo siempre que lo haces, la recomendación es que consultes a tu médico para que sea él quien te indique lo que debes hacer. 
* No te preocupes si notas la aparición de un líquido con un ligero tono amarillo. Esta situación es normal durante el proceso de cicatrización. Para retirarlo sólo basta con limpiarlo. Sin embargo, si notas que es abundante o recurrente acude a tu pediatra para salir de dudas. 
*  El ombligo no tiene por qué tener mal olor. Cuidado porque esa es una señal de alerta para detectar una posible infección.
* Cuando cambies el pañal del bebé revisa con atención que éste no entre en contacto directo con el cordón, especialmente si está sucio. 
*  Mantén siempre esta zona seca para evitar infecciones.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.