COMENTARIOS

Viajando embarazada

Viajando embarazada Viajando embarazada

Muchas mujeres que están esperando un bebé le temen a tomar largos viajes. Te contamos algunas medidas de precaución para evitar contratiempos.

 Por placer, por trabajo, por visitar a tus seres queridos o por la necesidad de practicarte un chequeo médico.Sea cual sea la razón que tengas para llevar a cabo un viaje estando embarazada, es indispensable que cuides tu salud y la del bebé.

Al respecto, preparamos unas recomendaciones que sumadas a las de tu médico de cabecera pueden ser de gran utilidad. Síguelas atentamente y asegura un viaje plácido y sin riesgos.

Cuidado con el agua: es muy importante que no bebas agua del lugar en el que te encuentres, ni siquiera cuando estés lavando tu dentadura. Siempre toma agua embotellada para asegurarte de no contraer ningún tipo de germen o bacteria presente en el líquido. Esta recomendación es muy útil si piensas viajar a un destino de playa, de clima cálido o cuyas condiciones de salubridad desconozcas.

NO a los destinos peligrosos: descarta viajar a lugares en los que proliferen enfermedades como la fiebre tifoidea, la malaria, la listeriosiso la fiebre amarilla,dado que para ir a estos destinos es necesario tomar ciertas medidas de precaución que incluyen la toma de medicamentos o la aplicación de vacunas. Los riesgos se centran en que los componentes de las medicinas pueden afectar la salud del bebé o provocar efectos adversos en ti.

Ojo con la AH1N1: si tienes la posibilidad de elegir el destino, entonces evalúa los casos que se han presentado allí de la gripa AH1N1. Si bien, prevenir el contagio es sencillo, nunca está de más evitar exponerse a situaciones que pueden ser riesgosas para tu salud y la del bebé.

En cuanto a la vacuna, ésta se encuentra clasificada como C, es decir que no ha sido estudiada para determinar si tiene incidencia negativa en las embarazadas.Sin embargo, vale aclarar que no se conocen casos en los que la dosis haya generado efectos contraproducentes y se sabe que en el pasado los componentes antivirales de este tratamiento no han resultado riesgosos para las mujeres en estado de gestación.

La recomendación entonces es consultar con el médico las medidas que se deben tomar antes de viajar a un lugar con altos índices de casos de AH1N1 y seguir las directrices del obstetra al pie de la letra.

Restricciones de las aerolíneas: dependiendo del tipo de vuelo (local o internacional) las empresas tienen protocolos que determinan cuándo una mujer embarazada puede viajar. Por lo general, no permiten que la futura mamá viaje cuando está a 30 días o menos de dar a luz o cuando tiene un embarazo de alto riesgo. Sin embargo, es indispensable preguntar en cada aerolínea cuál es la reglamentación al respecto para evitar contratiempos o problemas mayores.

En el avión:independientemente de la duración del vuelo, es importante que tomes algunas medidas adicionales para hacer tu viaje más placentero y seguro. En este sentido, usar ropa cómoda y holgada y llevar puestas unas medias de compresión que ayuden a mantener la circulación, son buenas opciones. Además, recuerda evitar cruzar las piernas y beber suficiente agua para mantenerte hidratada.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.