COMENTARIOS

15 consejos para dar el mejor masaje erótico

Fucsia.co

15 consejos para dar el mejor masaje erótico Foto: Ingimages

Una experta recoge una serie de consejos que nos permiten despertar la creatividad y darle a nuestra pareja un masaje relajante que termine en un excitante encuentro sexual.

Alicia Misrahi es periodista y escritora, dedicada a temas como la sexualidad. En su libro Sé ‘mala’ en la cama, habla de un aspecto interesante para los preliminares del amor: los masajes.

Tomamos de su capítulo ‘Masajes sugerentes’ estos consejos, para que tengas más herramientas en la seducción:

1. Por más ocupaciones que cada uno tenga, dediquen un día o un fin de semana exclusivo para la pareja. Dense tiempo para los dos, para relajarse y compartir espacios en los que pueda despertarse el deseo sexual.

2. Los estudios dicen que las mujeres que comen alguna cantidad de chocolate al día tienen más alto su deseo sexual. ¿Y si usas el chocolate para untarlo en la piel de tu amante y lamerlo luego?

3. Un masaje puede empezar por relajar músculos y puntos dolorosos, pero terminar por excitar.

4. Ideal, usar cremas comestibles que relajan y excitan. Puedes calentarla primero y esto aumentará la sensación de placer.

5. Los cosméticos para hacer masajes son de todo tipo. Desde polvos brillantes, cremas con sabores o aceites con olores.

6.
A pesar de que sea un masaje corporal, no olvides el poder que tienen los besos. Aunque sea largo o corto, debe transmitir emociones, sensaciones, sentimientos. Además, son buenos para la salud. Aceleran las pulsaciones de 70 a 140 y eso te ayuda a quemar calorías.

7. La ciencia dice que a los hombres les gustan los besos largos y con la boca abierta, porque inconscientemente, es la forma como nos pasan sus hormonas para despertar el deseo sexual.

8. Hacer masajes te permite construir un mapa de placer, pues puedes identificar en qué zonas tu pareja acumula más tensión o cuáles son más sensibles.

9.
Cuando empieces a hacer un masaje para aliviar tensiones, roza ‘por accidente’ sus partes más sensibles. Para entrar a erotizar, puedes primero relajar y aliviar tensiones.

10. Concéntrate en sentir su piel y en que sienta tu tacto y tus caricias.

11.
Empieza por movimientos suaves y ve incrementando la fuerza para aliviar los músculos, sin lastimar. Ejerce presión firme, pero no dolorosa en los tobillos o en el cuello.

12.
Combina caricias firmes con otras suaves, con roces de los dedos que provoquen escalofríos.

13. Pero no solo las manos sirven para acariciar. ¿Qué tal intentar con la lengua? Pásala por toda la espalda, la nunca a las nalgas. Prueba besarlo y morderlo.

14.  También puedes ponerte crema tú y hacer un masaje cuerpo a cuerpo.

15.
  No pienses solo en masajear la espalda, la nunca y los hombros. ¿Qué tal las nalgas, las piernas y los pies?

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.