COMENTARIOS

Cómo lidiar con un manipulador

RevistaFucsia.com

Cómo lidiar con un manipulador Foto: Thinkstock

Los hay en el trabajo, en la universidad, inclusive, en la misma familia. Son una enfermedad cancerígena sin cura. Ellos, los famosos manipuladores. Consejos para aprender a identificarlos y a alejarlos de nuestro camino.

¿Te está costando dar tu propio punto de vista y admitir que quieres cosas diferentes a las que te proponen? ¿Sueles dejar tus deseos de lado para atender los anhelos o necesidades de los demás? ¿Sientes que quieren aislarte de la gente en quién más confiaste toda tu vida? ¿Sientes que últimamente estás tomando decisiones que van en contra de tus valores o que haces cosas que normalmente no harías? ¿Sientes culpa y remordimiento por callar?

Si respondiste a más de una pregunta con un ‘sí’, puedes estar siendo víctima de manipulación y probablemente has sido engañada. En cualquier situación de nuestra vida, incluido el hogar, el trabajo o los amigos, siempre nos encontramos con estos personajes que intentan seducirnos y metérsenos en nuestra mente con la intención deliberada de dañarnos.

Los manipuladores estudian a las personas en busca de sus puntos más débiles. Su objetivo: la gente co-dependiente, crédula, gente con complejo de salvador o llena de culpa. Buscan personas que superponen la amabilidad a su propia dignidad, gente a la que le cuesta decir ´no’ y que teme a la confrontación.

Técnicas del manipulador

Acoso moral: Es cuando te asignan tareas imposibles de cumplir y te descalifican a solas o en público sea con gritos o insultos.
Maltrato verbal: es el que ejerce mediante amenazas o calumnias, destruyendo tu reputación, aislándote de las otras personas, presionándote para que cambies de horarios, sueldos o tareas atacando tu religión o tus convicciones.

Cómo identificarlos
-    Se sienten grandes y poderosos
   Tienen doble vida
-    Llevan cargas pesadas
   Tienen envidia
   Son improductivos

Cómo liberarnos de los manipuladores
Los consejos que da Bernardo Stamateas, terapeuta familiar, autor del libro Gente tóxica, son aprender a identificarlos y  alejarnos de la gente que nos quiere manipular. Primero:
   Conócete
   Aléjate de quien viene a robarte
   Aprende a escuchar las voces de tu conciencia
   No te aísles
-    Evita reaccionar con ira. Eso es lo que quiere el manipulador
   No abras tu corazón a cualquiera
-    Recuerda que hay cosas que son personales, no tienes porqué contárselas a nadie
   Elige tu dignidad antes que la amabilidad
   Aprende a decir ‘no’
   No seas co-dependiente
-    Evita justificar las acciones de otros
   Libérate de sentimientos como: culpa, vergüenza, angustia, odio, rencor
   No dejes que nadie te apure
-    Evita prestar o pedir dinero
   No seas confiada por demás
   Evalúa tus relaciones
   Perdona y sigue adelante

Si has sido víctima de un manipulador o lo estás siendo, no significa que tienes que vivir con sentimientos de rencor y odio. Posiblemente tu autoestima se vio lastimada, tu identidad quedó marcada, pero no permitas que esos sentimientos estanquen tu vida.

Perdona a quienes te hicieron mal y pon tu vista de nuevo en tus objetivos y sueños. Olvida y vuelve tu atención a las personas que realmente aportan cosas positivas en tu existencia.

No te sacrifiques por ser amable de más. Si eliges no sacrificar tu dignidad, los frutos serán muchos y tu autoestima irá creciendo. Asume la dirección de tu vida y no dejes que nadie tome decisiones por ti.

Son tus decisiones las que te llevan a convertirte en una persona manipulable o no.

Arriésgate a exponer tus pensamientos, destierra tus miedos. Toma decisiones propias y olvídate de los sentimientos de culpa o vergüenza. Esta es la única forma en la que vas a ser libre de verdad, libre de cualquier tóxico.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.