COMENTARIOS

De la seducción a la autoseducción: 10 lecciones para inexpertas

RevistaFucsia.com

De la seducción a la autoseducción: 10 lecciones para inexpertas Foto: Thinkstock

Placer por partida doble. Para ser unas maestras en el arte de la atracción, el sexo opuesto espera mucho más que trucos simples o actuaciones esporádicas. Reconocerte a ti misma y aprender a leer las necesidades del otro te convertirán en una diosa del sexo

En materia de seducción, la clave no solo está en una atrevida lencería, una figura perfecta o las hormonas disparadas. El contacto real con el área más sexy y, a la vez, especial de una pareja va en una auto aceptación, seguridad, imaginación y darle vía libre al riesgo. Combina todos estos ingredientes en tu licuadora mental y en cuestión de minutos serás una bomba erótica que tendrá vigencia por mucho más que una noche caliente.

Mujeres al tablero: teoría y práctica

Si los hombres son más visuales y las mujeres más emocionales, es una teoría que define en  gran parte de nuestro comportamiento frente al sexo opuesto. La tesis se revierte: para vernos sexy, debemos sentirnos sexies, no al revés. Le damos tanta importancia a la idealización de la figura femenina de 90-60-90 que nos olvidamos del real potencial de nuestro erotismo: la confianza en sí mismas.

Una vez nos creamos el cuento de que somos las  más atractivas, el resto viene por añadidura. Y aunque no lo creas, según psicólogos, una de las cosas que más llama la atención de un hombre es la seguridad que irradian las mujeres. Y a la hora de ir a la cama, el chiste se enfoca en que no se dejen llevar por tapujos físicos y den rienda suelta a sus deseos, sin inhibiciones ni temores.

¿Cómo lograr tan anhelada naturalidad en un campo tan complejo como la sexualidad? Dejarse llevar por los impulsos es lo más sencillo, pero nuestro consejo es que te prepares para hacerlo bien. Puntos de una auto-enseñanza juiciosa:

•    Siéntete más mujer: El peso del tema estético siempre estará presente. El autocuidado es importante, pero no exageres.  No te hace más mujer sumarle centímetros a tu cola o busto, pero sí verte saludable. La identidad femenina se construye desde otros aspectos, como la pulcritud, la energía física y vestirse adecuadamente.

•    Conversaciones estimulantes: Un potencializador erótico es qué tan bien te desenvuelves con la labia. Un primer paso es establecer un vínculo de intimidad y confianza con el hombre que tienes en la mira, que se abran a una mujer que está dispuesta a ser su confidente, amiga y amante. Después ya puedes darle vía libre a un juego que ellos encuentran bastante placentero: insinuarte de manera sutil, usar palabras atrevidas, hacer peticiones sexuales inesperadas y halagos (no muy exagerados) por el buen desempeño de tu compañero sexual. “Hablar sucio” también tiene su estrategia: funciona antes, durante y después del acto, siempre los mantendrá motivados. 

•    Ropa, elemento clave: No hablamos de comprarte lo más costoso o atrevido que encuentres en las vitrinas. Tanto las prendas de la intimidad como aquellas de las citas o salidas románticas pueden tener efectos impresionantes. Estilízate con lencería elegante (no necesariamente costosa), con aquellas tonalidades que realzan tu figura y con colores llamativos e “históricamente” seductores. No desconozcas el poder del rojo, el negro, el blanco, el fucsia y el rosa: elegantes, sobrios, íntimos, femeninos y encantadores para el ojo masculino. Por la rapidez con la que te quitan el brasiere, no nos creerías que ellos se fijan en tu ropa interior, pero lo hacen y esto define una parte del concepto de feminidad y cuidado que adquieren ellos de ti.

•    ¿Soltera y sin a quién seducir? Es momento de sanar heridas: En la etapa de la tusa, en pleno proceso de conquista o buscando la autoestima perdida; cualquier situación es ideal para reencantarse con el concepto de seducción, como afirma  Pilar Sordo, sicóloga y autora del libro Lecciones de seducción. Sordo explica que la preocupación por nosotras mismas siempre debe estar presente, así llevemos años de soltería y salgamos con un hombre de vez en cuando. El auto-cariño es una herramienta de seducción incluso con nuestro mismo subconsciente sin la necesidad de tener que satisfacer a otro. La sexualidad desde un concepto amplio y gratificante debe reivindicarse desde el recato, la belleza interior y cómo la seducción se deposita en mi mundo interno desde nuestro cuerpo. Un goce tuyo, del otro y por el otro. Define aquellos aspectos que quieres mejorar y comienza a trabajar.

5 maneras de llegar al éxito (dentro y fuera de la cama)

1.    Lleva las fantasías sexuales a un nuevo nivel: Si tu pareja es de los que le gusta ponerse creativo y hacer juego de roles para la previa del sexo, sorpréndelo metida en tu papel sin que le digas nada. Deja que te recoja en tu casa o espéralo cuando llegue de trabajar, y cambia de planes. Eso sí: muy comprometida con tu rol ficticio.
2.    Lávalo: Una ducha juntos siempre es efectiva para más y más sexo,o por lo menos para una sesión de “toqueteo” erótico pos-coito. Pero si a este le sumas una sesión de “enjuague” muy bien hecha, quedará más que satisfecho. Pídele que te masajee y enjabone tus senos, muslos o glúteos y haz lo mismo con sus pectorales, cuello y área genital.
3.    Besos inesperados: En el carro, en la cama mientras ven una película, en un restaurante o en la despedida en la puerta: tómalo por el cuello (y por sorpresa) y dale un beso apasionado de esos que dejan sin aliento. La idea es que no lo vea venir.
4.    Striptease con su canción favorita: Una práctica legendaria y efectiva. No necesitas un tubo al frente para desnudarte provocadoramente al compás de la música y movimientos casi coreográficos. Pero si lo haces con una de sus canciones favoritas, lo dejarás felizmente sorprendido
5.    Siéntate en sus piernas: Y juguetea con cuanta piel se te atraviese. Puede ser en una fiesta, una reunión de amigos o en el cuarto mientras ven televisión. Deja que tu cara se acerque con la misma proporción en la que tus caricias sean más profundas.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.