COMENTARIOS

El divino miembro Getty Images

Estudios recientes revelas que las mujeres no se fijan tanto en el tamaño del pene, como en la calidad del sexo. Pero, ¿hasta qué punto el tamaño sí importa?

¿El tamaño importa? Esa es una de las preguntas más frecuentes que se hacen las mujeres; tema de debate durante una conversación de amigas. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que semejante cuestionamiento ni siquiera se lo hacen los hombres porque, definitivamente, ellos siempre quisieran tener el pene más grande de lo que lo tienen.

Según una encuesta realizada por una página de Internet especializada en el tema masculino, cerca de 90 por ciento de los hombres alargaría su pene si pudieran. Así que este asunto del tamaño queda reducido a un problema que mucho tiene que ver con la testosterona y poco con el deseo de satisfacer a su pareja. El pene es símbolo de la masculinidad y, por ende, entre más grande se tenga, más ‘hombre’ se es. Y por esta misma razón, el tamaño es una obsesión y el origen de muchos traumas y complejos.

Según escribe Maggie Paley, quien hizo una exhaustiva investigación sobre el divino miembro y publicó El libro del pene, “(…) las compañeras de hombres heterosexuales no suelen juzgarlos por el tamaño de su pene. Por lo general, las mujeres no se preocupan tanto por las dimensiones del pene, siempre y cuando se ajuste razonablemente bien, y él sepa como utilizarlo”.

En materia de tamaño la cosa tiene tanto de largo como de ancho. Para algunos no es tan importante que mida varios centímetros de largo como que su diámetro sea de buenas dimensiones. Sin embargo, con respecto a esto, hay tantas ‘posiciones’ como estilos de miembros se pueden ver, y hay quienes creen que todo está en la mente, especialmente el tamaño. FUCSIA recoge las diversas posiciones que tienen las mujeres al respecto.

1. A la defensa del XL  

En la investigación, Paley recogió varios testimonios y entre los que hablan de la importancia del tamaño está el de una mujer que definitivamente necesita de un miembro grande para ser feliz.  “Nos han inculcado que cuanto más grande, mejor, y un hombre con un pene grande parece poderoso de forma muy primaria. (…) Todo viene a ser una cuestión de poder”.

En la encuesta,  80 por ciento de las mujeres entrevistadas admitió que les gustaría que su pareja tuviera el pene más grande y entre los argumentos que dan está el hecho de que entre más tamaño, mayor es el número de las sensaciones manuales y orales. Un pene más grande tiene mayor superficie de contacto, estimulando más terminaciones nerviosas.

Desde el punto de vista sicológico, el tamaño ayuda a la seguridad del hombre, lo que significa que tendrá mejor desempeño en la cama y, por consiguiente, la mujer también se verá beneficiada.

Además, la mujer que anda con un hombre cuyo pene ‘se nota’, se siente más femenina y despierta más deseo. Por otra parte, el pene grande es muestra de gran virilidad y por consiguiente de mayor fertilidad —desde el punto de vista de la compleja psiquishumana—. Una mujer, por su parte, se excitará más fácilmentecon un ‘XL’, aunque con el ‘S’ goce igual.

2. Las partidarias del  “NO”

Las mujeres que están convencidas de que el tamaño del miembro de su pareja es poco relevante en la calidad de las relaciones sexuales acuden a motivos meramente anatómicos, como el hecho de que la profundidad de la vagina es de 11 a 14 centímetros y en el fondo de ésta no hay terminaciones sensitivas relacionadas con la excitación. El orgasmo no se logra sólo por la penetración.

Además, muchas mujeres no llegan al orgasmo si no se produce en el clítoris una estimulación manual, lo que implica que el tamaño del miembro no es tan importante como la habilidad con los dedos o con la lengua. Los expertoscoinciden en afirmar que un miembro demasiado grande, incluso, puede causar dolor porque roza con el fondo vaginal y con el cuello del útero, lo que le quita cualquier sensación placentera a su actividad sexual.

3. Mejor grueso que largo 

Hay quienes prefieren un pene corto pero grueso antes que uno largo y delgadito. La razón anatómica de esto es que las terminales nerviosas más sensibles están en la zona del clítoris, los labios y la región anterior de la vagina, incluyendo el famoso ‘punto G’. De ahí que una penetración con un miembro grueso ‘abarca’ todo el espacio requerido para que alcance a cubrir todas las áreas donde se produce la excitación.

Los hombres están más preocupados por la longitud, pero la anchura es mucho más importante. Un grip ancho se nota de verdad”, opina una de las entrevistadas por Maggie Paley en su libro.

4. Menos tamaño y más acción 

La última posición al respecto tiene que ver con la forma en que el hombre trate a su pareja. Quienes defienden este argumento dicen que no hay que preocuparse tanto por el tamaño, sino más bien por la calidad del sexo. Un buen amante no se mide por el bulto que tenga entre las piernas, sino por la forma en que lo use. En este punto las mujeres prefieren en su cama a un hombre honesto, sincero, divertido, inteligente, comprensivo,fiel… antes que a un rey del porno, aunque loshombres nunca creerán estos argumentos. Una de las mujeres interrogadas por Paley piensa que: “el tamaño del pene no es ni lejos tan importante como el tamaño del cerebro”.

 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.