COMENTARIOS

7 errores que cometemos para superar un despecho

Fucsia.co

7 errores que cometemos para superar un despecho Foto: Ingimages

El desamor ha merecido canciones, novelas, obras de arte y toneladas de lágrimas. Pero lo cierto es que hacer el duelo adecuadamente ayuda a que el cierre de la relación sea corto y sano, contrario a si caemos en las siguientes equivocaciones.

Un estudio de la universidad de Missouri en Estados Unidos, dice que el 35 por ciento de las personas que terminan una relación larga deciden tener sexo desenfrenadamente, mientras el 25 por ciento buscan ir a la cama con alguien después de la ruptura, solo por el sentido de la venganza.

Mauricio González, sicólogo con experiencia en asesoría de parejas y director de Impulsar, una red de especialistas para el tratamiento de la salud emocional, asegura que, si queremos resolver un duelo, la ayuda de un experto nos permitirá hacerlo más rápidamente, a partir de los conocimientos y las herramientas que nos brindará, para encontrar la tranquilidad.

Lo cierto es que hay una serie de errores en los que caemos intentando olvidar a esa persona que en otro momento fue nuestro motivo de felicidad. Este experto nos ayuda a enumerar estas actitudes poco sanas, a partir de su trabajo y experiencia profesional:

1. Comenzar una relación inmediatamente: “Es como edificar una construcción con una base rota”, dice González. Sí habrá una distracción que ayude a pasar la etapa de crisis, pero lo que surge allí está deformado. “Si es una relación que va con intención duradera, más adelante se verán grietas profundas, y si es pasajera, solo pone una venda a una herida que no ha sido trabajada”, agrega.

2. Caer en el alcohol:
hay quienes pasan los duelos en estado de anestesia emocional por el consumo de bebidas o drogas, y eso no es una solución, porque cuando deja de hacerlo, no hay un cierre aún e, incluso, pueden pasar 20 años y no lo ha solucionado.

3. Tomar medicamentos: claro que su consumo ayuda, porque impactan el sistema nervioso central. Pero, el sicólogo Mauricio González lo explica con esta analogía: “Es como un televisor con mala imagen: tú mueves la antena y nada, los cables y nada, entonces desconectas. Al día siguiente haces lo mismo y te pasas el tiempo desconectando. Pasa igual con los medicamentos, pero la verdad, no estás solucionando nada”.

4. Aislarse: muchos dicen después de una ruptura “no quiero saber más de hombres o de mujeres y se encierran en su trabajo”. Dice el experto que esto hace que la persona se hunda más, que llegue a depresiones profundas. “Estas tristezas son manifestaciones creadas por la misma persona, que crea pensamientos pensando en determinado evento que afecta sus emociones”.

5. Manipular al otro: hay quienes se inventan embarazos, enfermedades embarazos o amenazan con suicidios.

6. Mendigar amor: prefieren tener a la persona a su lado, aunque sea dándoles el más mínimo afecto o, incluso, aceptando su desprecio.

7. Seguir siendo amigos:
esa conducta implica guardar esperanzas sin sentido. Tener contacto con la otra persona es un estímulo que anima el sistema nervioso central, y así es más difícil hacer el duelo. Al cerrar la relación, hay que cortar las cartas, fotos, contacto por redes sociales. Hay que alejarse desde el mismo día en que se toma la decisión y no volver a tener relación hasta que se sienta cerrado el círculo. “En realidad eso alarga el duelo y solo va a generar resentimiento y rencor, porque alimenta esa estructura de dependencia con la otra persona. Mantener esa relación es autoengañarse”, indica González.

Y, ¿qué pasa si no hacemos bien el duelo?

Dice el experto que esto afecta las demás relaciones. Se puede  disminuir el potencial de una persona hasta el 30 por ciento. La autoestima baja, hay, inseguridad, desconfianza y déficit en habilidades sociales.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.