COMENTARIOS

Estrategias contra los celos

Estrategias contra los celos Estrategias contra los celos, foto: Thinkstock

Analiza si sufres de celopatía y descubre aquí algunas maneras para controlar tus celos y mejorar tu vida en pareja.

Por RevistaFucsia.com
 
Si no desarrollas tus propios pasatiempos sino que estás pendiente de lo que él pueda estar haciendo por miedo a que si te descuidas pueda ponerte los cuernos, si no admites que salga con otras personas y te pasas el día tratando de descubrir una supuesta infidelidad, es posible que estés sufriendo de celos compulsivos y que por este motivo te estés exponiendo a perder tu relación amorosa. Enamorarse genera una cierta sensación de vulnerabilidad, porque implica un temor a que el otro se interese en otra persona o simplemente deje de querernos. Según Freud, “los celos, como la tristeza, cuentan entre aquellos estados afectivos que hemos de considerar normales, aunque nunca del todo racionales pues tienen sus raíces en el inconsciente y siguen impulsos muy tempranos de afectividad infantil”.

Los celos, en general, son la respuesta emocional que expresa una persona cuando percibe una amenaza hacia algo que considera suyo. En el plano sentimental, se denomina celos a la sospecha o inquietud ante la posibilidad de que la persona amada nos reste atención a favor de otra.

Celos naturales vs. Celos enfermizos
Por ser un impulso completamente natural, es normal que todas las personas sientan celos al sentirse amenazadas por individuos ajenos a la relación. Según los expertos, los celos pueden ser incluso saludables si se manifiestan de manera leve y controlada, porque evidencian el interés y la pasión por la otra persona y pueden intensificar la relación. El problema surge cuando los celos se tornan enfermizos y van en detrimento de la confianza, la estabilidad y la relación en general; además los celos enfermizos son autodestructivos porque producen un estado constante de infelicidad.

“La diferencia entre los celos sanos y los celos patológicos está en que en vez de preferir y desear que su pareja esté sólo con él o ella, la persona con celos patológicos exige o demanda a su pareja que, bajo ningún concepto, puede implicarse emocional o sexualmente con otras personas” indicó para medios de comunicación la psicóloga Ana Muñoz, directora del centro de psicología Cepvi. La fidelidad es algo muy diferente a la prohibición de establecer relaciones de trabajo, de amistad o incluso familiares.

Qué tan celosa eres
Las personas que sufren de celos enfermizos suelen estar centradas en sí mismas, por eso sus celos no corresponden con el gran amor que sienten por la pareja sino que son un reflejo de las inseguridades propias. Las personas celosas suelen tener rasgos de egoísmo y muchas de ellas se sorprenden porque no sospechaban que los padecían.
Si frecuentas frases como: “no me fío de con quién está y qué están haciendo”, “apenas se duerma voy a aprovechar para revisar su celular y todos sus bolsillos”, “prefiero seguirlo para ver si me está diciendo la verdad”, etc., o si cada elemento nuevo en sus bolsillos o en la casa es un factor de sospecha, estas padeciendo de celos enfermizos.

Deja los celos atrás
Curar este tipo de patología es complicado porque tiene sus raíces en la infancia, por eso es importante inculcar en los hijos valores como la tolerancia, el respeto y el reconocimiento de los derechos del otro. Una vez has detectado el problema en la persona adulta, el tratamiento psicológico es siempre una buena opción; por ahora te ofrecemos algunos tips que te pueden ayudar a tratar tu problema:
Haz todo lo posible por controlar las emociones negativas ligadas a tu pareja
Trata de ser más racional y evaluar si tus celos corresponden con un comportamiento negativo de la pareja o simplemente con tu imaginación
Cambios en tu respiración, sudoración excesiva o necesidad de controlar a la otra persona evidencian la celopatía
Busca interpretar la situación no acorde a tus pensamientos sino a las evidencias reales
Si sufres de celos excesivos necesitas trabajar en equipo; las personas cercanas a ti te deben confrontar, no incentivar esa conducta

Si tu pareja es celosa
Habla con él y trata de establecer el origen de sus celos y si está relacionado contigo
Pregúntale cuál es el concepto de pareja que él maneja
Hazle saber sus límites y exige cambios sin conformarte con promesas o postergaciones
No negocies tus derechos o tu intimidad; si los dos están comprometidos con la relación, ambos merecen respeto y confianza.
Pon en una balanza los pros y los contras de tu relación, si estás sufriendo más de lo que soportas y no existe un bienestar real al estar con tu pareja, haz lo posible por librarte de esa cruz.



También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.