COMENTARIOS

Eyaculación femenina: un fantasma entre las sábanas

Revista Fucsia

Eyaculación femenina: un fantasma entre las sábanas Ingimages

No todas las mujeres logran hacerlo, pero la mayoría de las que viven esta experiencia rechazan lo que sucede debido al desconocimiento, pues muchas creen que es atípico y hasta vergonzoso.

Aunque la eyaculación femenina no está ligada a la obtención de placer, se puede decir que quienes la experimentan son afortunadas, pues no se trata de la mayoría y, generalmente sucede cuando experimentan puntos muy altos de placer.

Dice la conocida sexóloga Alessandra Rampolla en su libro ‘Sexo, ¿y ahora qué hago?’, que solo entre un 35 y 40 por ciento de las mujeres reportan haber experimentado una eyaculación. “Los estudios realizados hasta el momento –señala en su libro-, indican que  el líquido eyaculatorio femenino, al igual que el masculino, es expulsado a través de la uretra; su cantidad es variable de mujer a mujer, e incluso, de una experiencia a otra”.

De acuerdo con expertos que han estudiado el fenómeno, las mujeres pueden eyacular desde unas gotas hasta varias onzas. Sin embargo, muchas llegan preocupadas a los consultorios médicos –las que acuden-, pues creen que sufren de incontinencia y esto puede causar problemas con sus parejas al creer que se han orinado en la cama.

Quienes han investigado sobre la eyaculación femenina han encontrado, según explica Michael Castleman, escritor de temas de sexualidad durante 36 años, que la diferencia entre cifras sobre las mujeres que la experimentan tienen una diferencia incluso del 40 por ciento, dependiendo del estudio. Sin embargo, coinciden en que el fenómeno funciona de la misma manera que en el hombre, producido por la ‘próstata femenina’. El experto explica que esta se ubica en medio de la vulva, sobre la abertura vaginal, es decir, cerca de la uretra, en un órgano que todavía no tiene nombre, porque para los sexólogos es evidente que los hombres tienen próstata y las mujeres, no.

A pesar del desacuerdo, lo cierto es que muchas mujeres tienen a la mano una toalla para secarse después de tener relaciones sexuales. “Pero si muchas la experimentan, ¿por qué sigue siendo controversial? Porque debe ser explicada primero, para ser aceptada luego”, escribe el experto para la página médica Psychology Today.     

Sin embargo, no estamos hablando de un fenómeno de reciente descubrimiento. Ya lo habían referenciado los romanos al decir que las mujeres presentaban “fluidos cuando experimentaban gran placer”.  Pero otros expertos de reconocido nombre como Alfred Kinsey, el primer investigador de Estados Unidos sobre asuntos sexuales y los maestros Masters and Johnson aseguraron que la eyaculación femenina no existe y se trata de una extra lubricación.

Sin embargo, su cantidad es tan alta que puede pensarse que es orina, pero científicos como Whipple, Belzer y Perry, refiere Rampolla, explicaron que se trata de una sustancia compuesta por ácido fosfático prostático y glucosa. Es decir, orina en su estado puro.

La conclusión a todo el asunto, señalan los expertos, es que se trata de un proceso completamente natural que no debe avergonzar a las mujeres y, por el contrario, ya que es un fenómeno ligado a un estado de placer que no todas experimentan, simplemente hay que disfrutarlo.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.