COMENTARIOS

Las 10 cualidades de un buen amante

Fucsia.co

 Las 10 cualidades de un buen amante Foto: Ingimages

Serlo no solo quiere decir ser bueno en la cama. Eso es solo un aspecto. Una siquiatra experta nos resuelve la incógnita.

Lejos tiene que ver la respuesta con la duración del acto sexual y, mucho menos, con el tamaño.
Para Judith Orloff, profesora de siquiatría de la Universidad de California y autora del libro Emotional Freedom, la verdadera pasión está en canalizar conscientemente el autoerotismo y la energía sexual, pero no para manipular a los otros, conquistar o volverse adicto al placer sexual a expensas de los demás.

Dice la experta en la página especializada Psychology Today, que se trata de crear ‘vínculos eléctricos’ con tu alma, tu cuerpo, con el amor y, por qué no, con el universo. “Es cuando el poder sexual se mezcla con el poder espiritual. Nos puede dar un placer que no ofrece ni el más alto intelecto. Si la persona se deja llevar por el flujo erótico, va a disfrutar del placer sin inseguridades ni inhibiciones”.

“La lleve para el poder sexual, -dice Orloff- es la intimidad emocional, es el deseo de conexión con el amante, la sensación de confianza y confort de ser descubierto. Esa es la diferencia entre tener sexo y hacer el amor”.  Por eso, agrega que la intimidad emocional viene del afecto, de cuidarse el uno al otro y hacerlo sentir amado y especial. Y se suma además, el ver al otro como una persona real, como sus cualidades y defectos, sin idealizar”.

¿Cómo ser un buen amante entonces para lograr esta conexión? Lo primero, sin duda, parte de la química que ninguno de nosotros puede modificar: la atracción que nos genera su voz, la forma en que nos toca y nos besa. Pero, además de eso, esta experta nos da 10 cualidades que poseen los buenos amantes:

1.    Es aprendiz dispuesto.
2.    Juguetón y apasionado.
3.    Hace sentir sexy a su pareja.
4.    Genera confianza y no demuestra miedo a ser vulnerable.
5.    Es aventurero dispuesto a experimentar.
6.    Comunica sus necesidades y está atento a las de su pareja.
7.    No tiene afanes. Se toma su tiempo.
8.    Disfruta tanto de dar placer como de obtenerlo.
9.    Es un apoyo, no un crítico de la pareja.
10.  Está presente en el momento. Hace contacto visual y táctil.

Y a la duda, ¿lo estoy haciendo bien?¿Mis técnicas son buenas? Pregúntaselo a tu pareja. Si están aburridos de las mismas posiciones, busquen en ustedes mismos ideas para innovar y caminos nuevos para estimular.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.