COMENTARIOS

¿Los amantes fortalecen la relación de pareja?

Fucsia.co

¿Los amantes fortalecen la relación de pareja? Foto: Ingimages

Se escucha decir que un tercero no generaría tanta discordia como se cree en la pareja, sino que, por el contrario, podría reavivar la chispa adormecida. ¿Qué tan cierto es?

“Con mi pareja no tengo buen sexo, nos falta la chispa. Pero el deseo que me produce el otro hombre que conocí, la alegría y la emoción que me genera verlo me ayuda a llegar a casa con más ánimo”, decía una mujer evidentemente aburrida con su esposo, sobre la posibilidad de enfrascarse en un triángulo amoroso.

No es la primera persona que piensa en este ‘método’ como un remedio para los problemas que enfrenta con su pareja. Ya decía Freud en sus análisis que la elección de la pareja se realiza con base en la relación con uno mismo. Se ama lo que uno es en sí mismo, lo que ha sido y lo que quisiera haber sido.

Por eso, los expertos contradicen esta teoría de la experiencia, porque la evidencia muestra lo contrario.  
Inicialmente, en los matrimonios, el papel de los esposos suele ser el de compañeros amorosos de vida y muchos dejan el erotismo y la sensualidad fuera. De ahí la necesidad que se autoimponen de encontrar esas cualidades en un amante.

Los costos de una tercería

El siquiatra Mario Campuzano, en su libro  Pareja humana: su sicología, sus conflictos, su tratamiento, asegura que ser amante o tener amante siempre va a significar pagar costos muy altos.

1. Cuando se tiene amante, se tienden a maximizar los defectos de la pareja oficial y a minimizar sus valores.

2. Empieza a recriminar tonterías, se crea un ambiente de incomunicación y el problema inicial que abrió brechas para la aparición de una tercera persona, se acrecentará.

3. Según refiere un artículo la web de sicología on line, seduquere.com, el 50 por ciento de las parejas que viven una situación de infidelidad terminan separadas. Solo el 25% consiguen una nueva pareja y el 75% de los nuevos matrimonios terminan de nuevo en separación.

4. Cuando el adulterio se hace público, aparecen sentimientos de vergüenza y culpa, de estigma social.

5. Daño a terceros: si la pareja afectada tiene hijos, el daño en ellos es directo. Si hay separación, se enfrentan al comienzo de un estilo de vida diferente; además de sentimientos como rabia, desesperación o rencor. Los niños y adolescentes crecen con factores de riesgos, por la distorsión que pueden tener entre lo correcto e incorrecto en sus relaciones interpersonales.

6. Afectación de las finanzas: hasta la economía se ve afectada cuando se está inmerso en un triángulo amoroso. Un gasto doble que se tiene que notar en su hogar.

Lee también: ‘¿Por qué una mujer se le mide a la tarea de ser amante?’


Conclusión: es mejor invertir en tiempo con la pareja, para disfrutar desde actividades cotidianas hasta construir proyectos juntos, demostrarle amor y prodigarle cuidados, así como cuidarse a sí mismo para verse siempre atractivo a sus ojos.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.