COMENTARIOS

Los desempleados se separan más

Los desempleados se separan más Los desempleados se separan más, foto: Thinkstock

Estar en paro incrementa el riesgo de divorcio para ellos pero no para las mujeres. Entérate aquí.

Por RevistaFucsia.com

El desempleo tiene un efecto perverso en el matrimonio y los hombres serían los más afectados, según un estudio hecho por investigadores de Ohio State University. Los hombres que han perdido su trabajo no solo tienen más probabilidades de romper sus relaciones sino que buscan más el divorcio, y esto aplica incluso para aquellos que están felices con sus parejas.

El trabajo fue hecho por Liana Slayer quien estaba interesada en saber si había un vínculo directo entre la situación laboral y el divorcio, para lo que utilizó información de 3.600 parejas. Las conclusiones fueron asombrosas especialmente porque el efecto nocivo del desempleo en el matrimonio es casi exclusivo para los hombres. Las mujeres no afectan su estado civil por el hecho de tener o no un empleo. Y aunque el estudio afirma que las mujeres tienden a divorciarse de hombres que no pueden sostener la familia en términos económicos, ellas solo lo hacen si además están muy insatisfechas en el matrimonio. En el caso de los hombres, ellos rompen el vínculo cuando sienten que no pueden llevar el pan a la casa, a pesar de estar felices con su pareja. Otra manera de verlo es que un matrimonio en el cual el hombre está desempleado tiene dos posibilidades de divorcio, tanto por la mujer, si está insatisfecha, y por el hombre.

Aunque el estudio no pretendía estudiar las razones por las cuales esto sucede, los expertos señalan que la cultura estaría jugando un papel en este fenómeno y que las viejas ideas sobre quién debe sostener el hogar todavía prevalecen. “El desempleo en el hombre aún no es aceptado por muchos y hay una ambivalencia de valores así como falta de apoyo institucional para que ellos, si están desempleados, puedan hacer labores domésticas sin complejos”, dice la investigadora.

Por otra lado, el trabajo muestra que el ingreso de las mujeres a la fuerza laboral es más aceptado y no representa una violación a las normas del vínculo matrimonial sino, por el contrario, es una situación que da más seguridad al hogar. De algún modo estar desempleado para el hombre no es la circunstancia que él espera en el matrimonio. En otras palabras, mientras hoy a las mujeres nadie les impide trabajar por fuera o desempeñarse como amas de casa, los hombres todavía sienten sobre sus hombros la presión de ser los proveedores principales del hogar.

El trabajo, que será publicado en el American Journal of Sociology es importante porque muestra la necesidad de asesoría emocional para los hombres que están desempleados así como un cambio de actitud frente al rol masculino como sostén económico de la casa.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.