COMENTARIOS

Los incontrolables celos

Álvaro Luna

Los incontrolables celos Foto: Pantherstock

Lo que algunos pasamos por alto es que en la medida en que podamos reconocer la experiencia de celos, tendremos más posibilidades de manejarla y por lo tanto cultivar una manera más sana de vivirla, sin terminar agrediendo a esa media naranja que tanto valoramos o añadiendo sufrimiento a nuestras vidas.

La experiencia de los celos es común, considerada normal e incluso un mecanismo que protege las relaciones. Sin embargo, se puede exacerbar cuando las sospechas se vuelven obsesivas y para aliviarlas, la persona incurre en comportamientos como el chequeo constante de lo que hace la pareja, la invasión de su privacidad o la agresión. A continuación encontrarás información que ayuda a entender la experiencia de los celos.

Según investigadores de la universidad de Groningen, de Valencia y de la Academia Real Holandesa de Artes y Ciencias, incluso la estatura está relacionada con la aparición e intensidad de los celos, los hombres más altos sienten menos celos.
Para las mujeres, una estatura media se relaciona con menos celos. Según estos investigadores esta característica física está relacionada con los celos por el efecto de los estándares de belleza para ambos sexos.

Por otro lado, el ciclo menstrual y el uso de píldoras anticonceptivas también influyen en los celos. Según investigadores holandeses y británicos, los celos femeninos se ven afectados por la variación hormonal del estrógeno y las mujeres en periodo fértil sienten más celos que las que no lo están. Así mismo, las mujeres con una pareja estable que usan píldoras anticonceptivas sienten más celos que las que no las usan.

Los celos pueden volverse patológicos y tienen características similares al trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) cuando hay pensamientos repetitivos e incontrolables, chequeo de información permanente, búsqueda de confirmación constante de infidelidad o de no-infidelidad y cuando se eliminan actividades usuales para evitar el malestar.

A continuación, algunos tips para revisar cuando la experiencia de celos sea muy intensa:


La próxima vez que sientas celos de manera intensa revisa si el ciclo menstrual o las píldoras anticonceptivas pueden estar aumentando los celos, consulta a tu ginecólogo para buscar métodos alternos y confirma si hay algún cambio.

En el caso de que sientas muchos celos pero no tengas evidencia clara de ningún tipo de infidelidad por parte de tu pareja, recuerda que invadir la privacidad de la pareja, agredirla o instigarla para que te confirme o no si es infiel es una forma perjudicial de mantener la relación y puede que se torne insoportable para ambos.

Recuerda que tu pareja es libre de decidir  si estar contigo, y siempre vas a poder hablar de forma directa para recordar los límites que implica estar en una relación con tu pareja.

Si sin ningún tipo de evidencia sigues sintiendo celos de forma exacerbada y esta experiencia te abruma, siempre puedes buscar ayuda psicológica profesional.

Por lo tanto, ponerle atención a tu actitud frente a tu relación y entender la experiencia puede ayudarte a actuar de una manera más libre para no ser esclava de tus celos.



También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.