COMENTARIOS

Sexting Sexting, foto: Thinkstock

Mandar y recibir mensajes eróticos por el celular puede ser muy excitante y llamativo, porque mantiene el interés y la tensión sexual entre dos personas que se atraen, pero no está de más advertir las implicaciones que esta práctica puede tener.

Por RevistaFucsia.com
 
Mandar y recibir mensajes eróticos por el celular puede ser muy excitante y llamativo, porque mantiene el interés y la tensión sexual entre dos personas que se atraen, pero no está de más advertir las implicaciones que esta práctica puede tener.

El sexting es la publicación de contenidos eróticos producidos por el remitente, principalmente mensajes, fotos y videos, por medio de teléfonos móviles u otros dispositivos electrónicos. El sexting se practica por diversión o como una manera de coqueteo con la pareja, aunque algunas veces puede también hacerse para impresionar a alguien o como una manera de autoafirmación.

La posibilidad de mantener conversaciones de tipo sexual de manera impersonal ha sido una realidad desde que existen las cartas, el correo tradicional y el teléfono; la novedad aquí es que los contenidos son más explícitos porque son imágenes y por tanto generan más impacto. Por otra parte, ese material puede ser difundido fácil y ampliamente para todo el mundo y pocas veces el remitente inicial tiene el poder de control sobre el material publicado.

Características
Voluntad e iniciativa: los contenidos del sexting son generados por el remitente sin que haya necesidad de coacción alguna, generalmente son una manera de coqueteo o un regalo erótico para la pareja. El protagonista es responsable de los contenidos y de su publicación.

Dispositivos tecnológicos: la cámara es fundamental para el sexting porque el receptor siempre va a querer participar lo más cercanamente posible en la acción sexual, las fotos y videos pueden hacerse rápidamente en los celulares y la privacidad necesaria está detrás de cualquier puerta cerrada.

Lo sugestivo de lo prohibido: en algunas ocasiones el sexting se practica con desconocidos o con personas que no son regularmente frecuentadas, siempre que haya consentimiento mutuo, el sexting no hace discriminaciones de ningún tipo.
Popularidad: según el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación de España (INTECO) “datos de Estados Unidos revelan que la incidencia del sexting entre los adultos es cada vez más alta: 31% de las personas de 18 a 29 años han recibido sexts (imágenes con contenido sexual procedente de una persona conocida), y un 17% en la franja de edad entre 30 a 49".

Consecuencias
Debes tener en cuenta que una vez enviado el mensaje, la foto o el video, pueden haber consecuencias imprevistas que conlleven situaciones embarazosas. Por eso, piénsalo bien antes de desnudarte para mandar un mensaje a algún receptor.
Sextorsión: el material de tipo sexual en manos equivocadas puede constituir un elemento para extorsionar o chantajear al protagonista de las imágenes.

Conflictos de pareja: el uso de las nuevas formas de comunicación ha desembocado también nuevos tipos de confrontaciones; la práctica de sexting con personas externas a la pareja puede desembocar incluso en la finalización de la relación.

Problemas legales: aunque en Colombia el sexting sea una práctica relativamente nueva y aún no se estén tomando medidas legales para controlarlo, manipular y publicar información personal de otros sin su consentimiento puede constituir un delito.
Adolescentes: población vulnerable

El uso de celulares de última tecnología en la población adolescente asciende cada vez más rápido. Según el INTECO, “en Estados Unidos, 4% de los niños han recibido un mensaje con imágenes sugerentes (desnudos o semi-desnudos) de una persona que conocen. A los 16 años el 20% y a los 17 el 30%”. En Colombia aún no existe un estudio serio sobre el tema pero es una tendencia que vale la pena tomar en consideración por la cercanía que esta práctica tiene con la pornografía.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.