COMENTARIOS

Situaciones que ponen en la cuerda floja la pasión

RevistaFucsia.com

Situaciones que ponen en la cuerda floja la pasión Thinkstock.

Justo en el mejor momento suena el teléfono o tu mente vuela con lo que tienes que hacer al otro día. Aprende a poner un freno para que nada interrumpa tu preciosa intimidad.

Por fin estamos juntos, muy cómodos y en sintonía. Todo nos indica que es el momento ideal y la pasión se hace presente con solo mirarnos. Nos entregamos por completo y cuando sentimos que logramos ese clima tan especial sucede lo inesperado: teléfono, mensajito, timbre, un pensamiento que se te instala de repente... ¿Cómo hacer para que ese tema no derrumbe nuestro pequeño oasis?

Lamentablemente, es difícil recrear esas escenas de película, en las que una pareja vive una noche increíble al lado de un ardiente hogar de leña. El día a día tiene sus matices, vecinos, familia, trabajo, muchas cosas que nos rodean y no es nada fácil tener mente y cuerpo en sintonía, sobre todo para nosotras las mujeres, que vivimos la sexualidad primero con nuestra mente y nuestras emociones, y luego con el físico. Quizá para los hombres pueda ser más sencillo, porque su disociación mente-cuerpo es mucho más fuerte, pero en cualquier caso, hay imprevistos que pueden opacar el romance a ambos.

¿Cómo hacemos, entonces, si el contexto no es el mejor? En una relación sexual influyen tanto los factores internos (de nuestra personalidad y estados de ánimo) como los factores externos (el entorno). No podemos escaparnos a una isla desierta pero sí prestar atención a algunos recursos.

Para compensar y evitar interrupciones, por ejemplo, la Lic. Ofelia Salgueiro, psicóloga especializada en sexología, nos propone algunas estrategias para implementar:

Disfrutar el paso a paso: cada movimiento, cada mirada, cada sonido son importantes y cuanto más atención prestamos al paso a paso, más se irán atenuando las molestias del afuera.

Conectarse ‘piel a piel’: focalizar nuestra atención en el sentido del tacto nos ayudará a concentrarnos y a poder desconectar por un rato nuestra mente, perdiendo de a poco la noción de nuestro entorno.

Enfocarse en los 5 sentidos: tratar de abrir el juego, todo puede ser mucho más pleno si aprendemos a disfrutar con todas nuestras potencialidades.

Cuidar la imagen de uno mismo y sentirse sexy: jugar frente al espejo puede ser un gran estímulo. Descubrir tu sex appeal es la mejor apuesta para crear climas nuevos ¡y subir de nivel sin importar el contexto!

Expresar verbalmente deseos y fantasías: aún con interrupciones o con poco tiempo, nadie puede resistir al sensual poder de las palabras. Escuchar las fantasías y pedidos del otro alimenta nuestro deseo. Hablarnos, elogiarnos y piropearnos en ese momento revive y regenera la energía del encuentro.

6 Puntos clave:
si se trata de volver a subir la temperatura luego de una interrupción, concentrate en estimular la zona del vientre, las piernas, los brazos, la nuca, la espalda ¡nada ni nadie apagará ese fuego!

El objetivo es ayudarnos a nosotros mismos, ‘cambiar el foco de atención’, llevando nuestra mente y nuestro sentir hacia otro lugar, mucho más profundo e íntimo, como si se tratara de una tarea de introspección de a dos. Solo así lograremos que los factores externos se diluyan y se atenúe su poder de distracción.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.