COMENTARIOS

¿Cómo se negocia un salario? Guía práctica para alcanzar nuestra meta

Fucsia.co

¿Cómo se negocia un salario? Guía práctica para alcanzar nuestra meta

Llega el momento clave que definirá nuestro futuro y hay que tener claras todas las herramientas para negociar nuestro salario. Aquí te damos un par de consejos.

Una de las cosas más complicada durante la búsqueda laboral es concretar el salario. Es la parte que más nos incomoda a pesar de ser en la que más interés tenemos.

Aquí les dejamos un par de tips claves para tener en cuenta siempre que se realice este tipo de negociación. ¡Mucha atención!

En primer lugar es de suma importancia tener claros nuestros objetivos personales y financieros a corto, mediano y largo plazo pues es a partir de esto que podemos establecer los rangos salariales a los que aspiramos y las oportunidades a futuro del empleo que nos ofrecen.

Es importante también hacer averiguaciones previas sobre el rango salarial del área y los puestos similares para tener una idea real del mercado y no equivocarnos garrafalmente a la hora de la negociación pidiendo demasiado o aceptando muy poco.

Por difícil que parezca, la seguridad es clave y refleja qué tan seguros estamos de lo que vale nuestro trabajo. Por eso es clave estar bien informados y poder basar la negociación en hechos, realidades y documentación que refuerce nuestro valor como empleados. Para lograrlo aquí les damos una manita con los tips para impactar con nuestra imagen en una entrevista e trabajo.

Conocer las normas, el tipo de contrato, los beneficios y las responsabilidades del cargo son la puerta de entrada a una buena negociación. Hay que tener en cuenta cada aspecto que pueda compensar un salario o el nivel de exigencia que pueda aumentarlo.

Finalmente, hay que visualizarse a futuro y pensar en lo que queremos de nuestra vida profesional. Así podemos poner sobre la mesa los planes y la visión a futuro de la empresa y cómo encajamos en ellos. Es una perfecta oportunidad para hacer nota nuestro aporte y nuestro valor dentro de la misma.

Y ¡ojo! No hay que olvidar que estamos bajo la lupa así que es mejor tener una imagen digital impecable como te enseñamos aquí.

Para prepararnos y llegar con la 10 puesta, nuestros colegas de Finanzas Personales nos dejaron la siguiente lista de tips que pueden ser de mucha utilidad.

- Es mejor no negociar hasta que no nos hayan ofrecido el puesto.  Es mejor esperar a que el empleador haga una oferta para luego poder adaptar la cifra a nuestras a aspiraciones para no proponer una cifra desmesurada o muy baja.


- Cuando nos pregunten cuánto queremos ganar, lo mejor es contestar de forma positiva, pero sin indicar una cantidad específica. Los expertos recomiendan decir cosas como: “quiero el dinero suficiente como para financiar un curso, un máster, o para poder tener tal o cual estilo de vida ”.

- Es bueno hacer una contraoferta acorde a lo que sabemos que somos capaces de hacer, al mercado y la compañía.

- Lo mejor es no mencionar el salario actual o del trabajo anterior. Esta suele ser una pregunta muy común a la que es mejor responder con evasivas que indiquen que era satisfactorio pero que un cambio laboral implica al igual que nuevos retos nuevas perspectivas salariales.

- Se debe ser flexible. Es probable que en una primera aproximación no nos den la cantidad de dinero a la que aspiramos, por eso es clave tener claro con anterioridad cuánto estamos dispuestos a ganar y qué hacer en el caso de que nos ofrezcan un salario que consideremos inaceptable.   

Si esto te interesó es probable que quieras también conocer los hábitos que tienen en común las mujeres exitosas

Y no dejes de leer todo nuestro contenido relacionado con VIDA LABORAL

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.