COMENTARIOS

A comer cada 3 horas

A comer cada 3 horas Comer cada 3 horas adelgaza.

Mantén el equilibrio de tu cuerpo sin pasar hambre. RevistaFucsia.com te cuenta las mejores opciones para comer pequeños refrigerios sin engordar.

Alimentarte saludablemente no sólo implica nivelar el tipo y la cantidad de comida que ingieres, también consiste en lograr que tu metabolismo trabaje eficazmente consumiendo la energía de los alimentos rápidamente sin que tengas que pasar hambre.

¿Imposible de lograr?Pues aunque parezca muy complicado no lo es tanto, sólo es cuestión de que planees porque la improvisación es lo que te lleva a comer mal. Para empezar debes perderle el miedo a comer cada tres horas porque, contrario a lo que crees, ingerir alimentos después de cada una de las comidas principales te permite acelerar tu metabolismo y comer menos porque te enfrentas a la siguiente comida con menos ansiedad y apetito.

Lo realmente importante en este punto es la calidad de las meriendas que compras, pues debes elegir alimentos con los que te sientas satisfecha pero que no afecten tu dieta. Para saber qué comer y en qué momento sigue estas sencillas recomendaciones.

Después del desayuno
Desayuna bien así seguramente no sentirás un hambre incontrolable a media mañana, lo que te permitirá saciarte rápidamente con un pequeño bocadillo. En cuanto al refrigerio, una excelente opción es tomar un jugo de frutas sin azúcar que te hidrate y al mismo tiempo te calme la sensación de hambre. Para que el jugo no te parezca insípido al no contener azúcar, puedes preferir zumos de mandarina, melón o fresa. Puedes complementar esta pequeña comida con una porción de frutos secos, una galleta integral o una porción de queso bajo en grasa y calorías.

Después del almuerzo
Come un buen refrigerio en la tarde de tal forma que cuando llegue la noche no sientas un hambre incontrolable. Esto no sólo logrará que comas menos antes de acostarte, sino que además, tu organismo tendrá el tiempo suficiente para procesar esa merienda de la tarde.

Para este refrigerio puedes elegir un yogurt bajo en grasa, una tostada o una tajada de pan integral, una fruta y un trozo de jamón de buena calidad. Si aún con esto sientes que todavía tienes hambre, puedes comer otra porción de fruta que te ayude a calmar la ansiedad.

Después de la cena
Come lo más temprano que puedas porque en la noche tu metabolismo se vuelve más lento y luego, como refrigerio, puedes elegir una fruta como la papaya para que se facilite tu digestión. También puedes tomar un té o una bebida aromática que no contenga cafeína para que no altere tu rutina de sueño.

El azúcar en tu dieta
Los dulces también son importantes en tu plan de alimentación porque ayudan a que tu organismo se relaje. Sin embargo es importante que no te excedas en su consumo porque seguramente perderás lo que has logrado alimentándote correctamente. Una excelente opción es comer una pequeña chocolatina –en lo posible dietética o baja en grasa y azúcar- cuya porción no exceda los 15 gramos.
Recuerda leer atentamente la etiqueta de estos pequeños bocadillos que se consiguen fácilmente en el mercado, son económicos y fáciles de llevar a todos lados.





También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.