COMENTARIOS

Estado civil: gorda

Estado civil: gorda Estado civil: gorda

Las mujeres que comparten su vida sentimental con un hombre tienen a subir de peso. Así lo aseguran investigadores estadounidenses. Conoce los detalles.

Al parecer, casarse o vivir con un hombre aumenta considerablemente los riesgos de que una mujer suba de peso. Esta afirmación ha surgido de un nuevo estudio en el que participaron 7000 adultos. Luego de observar las conductas y hábitos de estas personas, se llegó a una contundente pero también polémica conclusión: el estado civil puede contribuir al sobrepeso femenino.

La investigación arrojó cifras sorprendentes:
· Las mujeres que viven con un hombre sin estar casadas presentan 63% más probabilidades de padecer obesidad.
· Las mujeres casadas tienen el doble de ese riesgo, es decir 127% más posibilidades de aumentar de peso.
· Aunque en los hombres el fenómeno también se hace presente, El National Longitudinal StudyofAdolescentHealthen E.E.U.U. determinó que en ellos los porcentajes son considerablemente menores.

A la misma conclusión llegó un estudio realizado en Australiaque buscaba medir el impacto de las relaciones sentimentales sobre el peso de las mujeres. La investigación duró 10 años durante los cuales el cambio de peso de varias mujeres fue analizado tomando como punto de referencia su estado civil o la variación de sus relaciones sentimentales. Los resultados son realmente sorprendentes:

· Las mujeres casadas o que conviven con una pareja estable y además tienen un bebé aumentaron 10 kilos.
· Las mujeres con esposo o compañero permanente subieron entre 7 y 8 kilos.
· Las mujeres solteras ganaron 5 kilos.

La solución para quitarle kilos a tu relación
Cuando comienzas una relación vas dejando de lado algunas rutinas para poder compartir más tiempo con tu nueva pareja. Es así como prefieres salir a comer con él que ir al gimnasio; eliges una tarde de sábado en la cama y no una de juego (bolos, ping – pong, paintball, etc.); los planes pasan a ser reuniones con amigos o salidas a cine desplazando las noches de rumba y baile; y aceptas con agrado todo tipo de detalles (chocolates, helados, dulces, tortas).

Esta es la realidad. Pero no por eso la solución es dejar de pasar momentos agradables o divorciarte, el truco para lograr el equilibrio es cambiar los hábitos que juntos han desarrollado y que interfieren en un sano estilo de vida. Estas son nuestras cinco recomendaciones para que mantengas una relación que llene de felicidad y un peso que te haga sentir bien contigo misma.

1. Planea momentos de diversión y descanso que impliquen algún tipo de actividad física. Por ejemplo pueden ir a caminar pasivamente por un parque o un pueblito cercano y rematar con un baño en el jacuzzi. De esta manera logras el equilibrio y disparas el romanticismo.
2.
Elige restaurantes cuyo menú contenga platos saludables para que puedas escoger mejor y balancear así tu alimentación.
3. Pídele a tu pareja que te regale frutas, flores o té de diferentes sabores para dejar poco a poco los chocolates, los dulces y los helados.
4. Proponle tomar un curso juntos de natación, tenis, bolos o yoga.
5. Si el plan es en casa, decídete por alimentos más saludables aun cuando éstos sean traídos a domicilio. Investiga un poco lo que el mercado te ofrece, te sorprenderán las variadas opciones.



También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.