COMENTARIOS

La grasa que protege tu corazón

La grasa que protege tu corazón La grasa que protege tu corazón, foto: Thinkstock

Si estás convencida de que debes eliminar todas las grasas de tu dieta para tener una vida más saludable, te equivocas.

Por RevistaFucsia.com
 
Las grasas de origen vegetal, sobre todo las de los frutos, te pueden ayudar a prevenir problemas cardiovasculares. Las frutas son conocidas como un alimento muy saludable por su alto contenido en vitaminas y minerales, pocas calorías y alto porcentaje de agua, pero poco se habla de los beneficios que tienen las grasas de ciertos frutos sobre el organismo.

Nueces, almendras, olivas y macadamias. ¿Qué tienen en común? Todos son frutos con un alto porcentaje de grasa. ¿Esto quiere decir que este tipo de frutas engordan? No necesariamente. El tipo de grasa presente en los frutos son ácidos grasos que evitan la respuesta inflamatoria que se produce cuando aumenta el colesterol y los triglicéridos en la sangre, es decir, evita que las arterias se tapen con trombos de sangre o grasa y se produzca un infarto.

Omega 3 y 6
Son ácidos grasos esenciales que nos son fabricados por el organismo, sino que deben ser consumidos por fuentes externas. Son poliinsaturados, es decir, poseen más de un enlace en sus moléculas de carbono. Dentro de este grupo se encuentra el ácido linolénico (omega 3) y el ácido linoléico (omega 6). Tienen una función beneficiosa en el cuerpo al disminuir el nivel de colesterol.

Las fuentes naturales de estos nutrientes son:
Salmón
Nueces
Sardina
Semillas de cáñamo
Lino
Semillas de calabaza
Algunos tipos de maní

Posibles riesgos
El consumo de ácidos grasos directamente de los alimentos no representa un riesgo real a la salud, porque la cantidad que pueda tener una porción de nueces, coco o aguacate es mínima; es la cantidad adecuada para el organismo, sobre todo porque las porciones de grasa no se repiten a diario. Aunque un día esté sobrecargado de grasas de este tipo y comas al almuerzo salmón, arroz con maní, medio aguacate y cocada, al siguiente día el menú será distinto y ello no representa un riesgo real.

Por otra parte, el Omega 3 que viene en forma de cápsulas suele contener una cantidad mayor a la que puede requerir el cuerpo; por eso, antes de adquirir suplementos de cualquier tipo es preciso consultar al profesional competente, el nutricionista, que indicará la dosis adecuada para cada persona según sus necesidades nutricionales.
No debes olvidar que, aunque estos frutos sean ricos en ácidos grasos benéficos, se trata de grasa de todas maneras. Las personas con problemas de sobrepeso, obesidad o cualquier otra patología, deben tener en cuenta que al consumir en exceso estos alimentos corren el riesgo de incrementar la grasa corporal de su cuerpo, sobre todo si acompañan su alimentación con alimentos con grasas saturadas como las de origen animal.



También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.