COMENTARIOS

Lo natural también tiene restricciones

Lo natural también tiene restricciones No todas las plantas y productos naturales para adelgazar son buenos para la salud.

No todas las plantas y productos naturales para adelgazar son buenos para la salud. Pro y los contra de algunos compuestos muy populares.

Es muy común encontrar tanto en tiendas especializadas como en supermercados o catálogos una serie de productos con uno o varios compuestos naturales que aseguran ayudar a perder grasa o peso. Cuando estás frente a ellos recuerdas a la amiga de tu prima que se está tomando con éxito uno de esos productos y piensas por qué no hacerlo tú también. En RevistaFucsia.com te damos las razones de peso:

1. Puedes arriesgar tu salud.
2. Puedes perder tu dinero y el entusiasmo de someterte de nuevo a un tratamiento aun cuando éste sea serio.

Para que esto no te ocurra te contamos cómo actúan algunos de los productos más comunes para perder peso:

Extracto de té verde: las propiedades de este té son muy conocidas dado que ayudan a prevenir varios tipos de cáncer y a regular la digestión. Es precisamente por esta última razón que se le han atribuido efectos para adelgazar o quemar grasas rápidamente. En el mercado se encuentran en infusiones y en cápsulas que aunque no revisten mayores contraindicaciones, pueden actuar como laxante causándote indigestión o diarrea por el alto contenido de cafeína presente en cada bolsita o pastilla. Por lo tanto, no hay que excederse en el consumo de éste producto y preguntarle a tu médico si este tipo de té específicamente es el adecuado para tu organismo y en qué cantidades lo necesitas para no tener efectos adversos.

Sábila: usada en múltiples tratamientos de belleza, esta planta es tal vez una de las más populares entre quienes buscan perder peso rápidamente. Así es porque actúa como un laxante que limpia el intestino. No obstante, cuando es tomada sin control médico o en exceso puede provocar severos dolores estomacales, diarrea y hasta deshidratación. Por lo mismo, no debe ser tomada por personas con intestino irritable, úlceras estomacales o gastritis. Además aún no se hay certeza de que ayude a bajar los kilos de más. En Estados Unidos la FDA (Food and Drug Administration) prohibió su venta porque los productores no cumplían con todas las garantías de seguridad.

Naranjo amargo: El aceite de este árbol es muy utilizado para masajes que ayudan a drenar el sistema linfático. Anteriormente los indígenas utilizaban su extracto para aliviar problemas estomacales. En la actualidad, se consigue en comprimidos que inhiben el apetito y por lo tanto favorecen la pérdida de peso. Sin embargo, es indispensable saber que cuando la ingesta no se controla puede tener efectos secundarios como hipertensión, insomnio o taquicardia porque dentro de sus componentes se encuentra la sinefrina, una sustancia similar a la efedrina.

Guaraná: esta semilla originaria del amazonas de Brasil es un estimulante que por sus propiedades diuréticas se usa mucho para bajar de peso rápidamente. Aunque no ha sido probada por la FDA como suplemento dietario, sí es claro que puede causar ansiedad, mareos y aumento de la presión ansiedad.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.