COMENTARIOS

Ravioli rellenos de papa y menta

Ravioli rellenos de papa y menta Ravioli rellenos de papa y menta

Hacer pasta en casa y de forma artesanal es muy fácil. Alista un mesón de madera o mármol, y utiliza ingredientes frescos.


Ingredientes para la masa:
1 libra de harina de trigo fortificada
4 huevos
1 cucharada de aceite de oliva
1 cucharadita de sal

Para el relleno:
1 libra de papa
Sal Marina
Pimienta Negra
7 cucharadas de mantequilla
2 tazas de queso pecorino molido
¼ de nuez moscada rallada
Ralladura de cáscara de limón
1 manojo de mente fresca finamente picada

Preparación:
Paso 1: haz un volcán con la harina y quiebra los huevos sobre ella.
Paso 2: Mezcla todos los ingredientes y amásalos con fuerza, hasta obtener una masa elástica. Finalmente haz un rollo.
Paso 3: deja reposar la masa durante una hora cubriéndola con una tela mojada o papel film para que se mantenga húmeda. Ubícala en un lugar fresco.
Paso 4: estira la masa con un rodillo hasta obtener una lamina delgada.
Paso 5: empareja las puntas de la masa cortando los bordes, hasta formar un rectángulo. Divídela en dos partes sin cortarla y con una cuchara, pon el relleno sobre una de las mitades, dejando un espacio de 2 cm entre cada uno.
Paso 6: humedece un pincel con yema de huevo y pasalo alrededor de los espacios de la masa.
Paso 7: Pon la mitad restante de la masa sobre la otra con el fin de sellar los raviolis; presiona con los dedos entre las divisiones para fijar ambas capas.
Paso 8: corta los cuadros con la ayuda de un cuchillo o cortador de masa.
Paso 9: presiona los bordes con un tenedor para decorar y evitar que se salga el relleno.
Paso 10: deja reposar durante media hora y cocinalos e una olla con agua y sal, agregándolos uno a uno para que no se peguen. Puedes refrigerarlos durante tres días o congelados durante tres días o congelarlos durante tres meses aproximadamente.

Para el relleno:
En una olla con agua cocina las papas, cuando estén cocidas haz un puré y mezcla con la menta, la mantequilla, el queso, la nuez moscada, la ralladura, la sal y la pimienta. Cuando tengas la masa lista, coloca una cucharada del relleno en el centro cubriéndola con otra lámina, cierra con la yema de los dedos y sella con clara de huevo. En una olla con agua y sal cocina los raviolis durantes tres minutos hasta que estén al dente. Retira del agua, agrega mantequilla derretida y decora con hojas de menta y queso.



También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.