COMENTARIOS

Los momentos claves de los Golden Globes 2018

Fucsia.co

Los momentos claves de los Golden Globes 2018 Foto: Getty

La ceremonia que premia lo mejor del cine y la televisión en Estados Unidos marca la pauta de lo que será el 2018, aquí te contamos cuáles fueron los highlights de la noche.

La entrega número 75 de los Golden Globes fue sin duda una gala muy especial llena de momentos inolvidables con el total black promovido por el movimiento contra el acoso sexual y el discurso de Oprah Winfrey como protagonistas. Estos fueron los momentos que marcaron la noche.

Una alfombra roja vestida de negro

Desde el primer momento, semanas antes de que empezara la gala, ya sabíamos que esta alfombra roja iba a ser diferente a todas las demás y que los asistentes, especialmente ellas, acudirían vestidas de negro en señal de protesta contra los abusos sexuales y la discriminación en la industria del espectáculo. Y horas antes de que comenzara la ceremonia, la iniciativa ya había sido todo un éxito. Casi todas vistieron de negro, casi todo el mundo habló del tema en la alfombra roja, casi todo el mundo llevaba insignias.

Sin dejar de lado el glamour, las celebridades aprovecharon el momento para usar la moda como un medio de protesta, consiguiendo poner todas las miradas en los vestidos, y afortunadamente, no en "¿A quién llevas puesto?" sino en el movimiento Time‘s Up, quienes promovieron el dresscode. Esta iniciativa presentada la semana pasada por algunas de los principales pesos pesados de la industria, incluyendo a Shonda Rhimes, Reese Witherspoon, Emma Stone y America Ferrera, es un movimiento que combate el acoso sexual sistémico en Hollywood y en lugares de trabajo en todo Estados Unidos, respaldado por 300 de las personalidades más importantes de la industria.

La mayoría de los asistentes no solo apoyaron el movimiento luciendo trajes negros, sino que acompañaron sus looks con un broche de la organización, y remataron con un beauty look de uñas negras y labios rojos.

El año de las mujeres

La edición 75 definitivamente se centró en las mujeres, poniendo en primer plano  especialmente a personajes de mujeres abusadas, asesinadas o maltratadas. La tendencia a premiar estos temas se reafirmó en todas las categorías: la serie ‘The Handmaid‘s Tale’ se llevó dos Globos (para su actriz protagónica, Elisabeth Moss, y como Mejor Serie Dramática). Por otro lado, estaba claro que ‘Big Little Lies’, un relato que se centra en mujeres (entre ellas una que es golpeada por su marido), fuera la mayor ganadora de la noche, con cuatro Globos para tres de su reparto: Nicole Kidman, Alexander Skarsgård y Laura Dern, además de ser la Mejor Miniserie. Otra de las preferidas de la crítica, ‘Lady Bird’, el promisorio debut como directora de la actriz Greta Gerwig, recibió dos premios: para la protagonista Saoirse Ronan y como Mejor Película de Comedia o Musical.

Aunque la categoría de Mejor Director viene causando polémica desde que se desvelaron los nombres de los nominados ya que fue la única en la que no se nominaron mujeres, Natalie Portman quiso remediarlo. Encargada de entregar el premio, soltó estas sencillas palabras: "y estos son todos los hombres nominados", dejando bien claro que ni una sola mujer optaba al premio. Haciendo justicia para Patti Jenkins, la directora de Wonder Woman, la película más taquillera del año y con algunas de las mejores críticas; Dee Rees, la directora del drama histórico Mudbound; Greta Gerwig, la directora y autora de Lady Bird; y la reconocida Kathryn Bigelow con su extraordinaria película Detroit, ninguna de las cuales fueron nominadas bajo esta categoría.

Los discursos

El 2017 fue un año duro para la industria y el feminismo estuvo presente en casi todos los discursos de la noche.

El monólogo de apertura

Seth Meyers fue el encargado de conducir la gala de este año, una tarea nada fácil debido a los escándalos que han sacudido Hollywood los últimos meses. Sin embargo, Seth supo iniciar bien la ceremonia con chistes: "Buenas noches damas y caballeros... que quedan". Así, sin pelos en la lengua y sin ignorar la principal reivindicación de la noche, empezó su monólogo, un discurso plagado de alusiones al escándalo de Weinstein y provocando más de una vez risas entre el público con frases como, “el 2018, el año en que finalmente la marihuana está permitida pero el acoso sexual no”.

El momentazo de Elizabeth Moss

Uno de los momentos más mágicos de la noche, fue cuando la actriz recogió su premio e hizo un llamado a las mujeres: "Ya no vivimos en los espacios en blanco de la página. Ya no vivimos entre los huecos de las historias. Nosotros somos la historia y la estamos escribiendo nosotras mismas".

Oprah Presidente 2020

No habían pasado más de 24 horas desde que Oprah Winfrey diera su emotivo discurso de aceptación al premio Cecil B. DeMille por su trayectoria y ya se estaba hablando de su supuesta candidatura a la presidencia de Estados Unidos. Un papel que ella juró que nunca pondría en práctica, pero que ahora no está tan claro. ¿Viviremos para ver el alucinante #Oprah2020? Según algunos, parece que sí. Su discurso contra el racismo y el acoso sexual fue tan emotivo que se convirtió en el absoluto protagonista de la noche. 

Te dejamos el discurso completo aquí.

Las mejor vestidas

Vestirán de negro, pero siguieron siendo tan glamurosas como en años anteriores, una nueva era en Hollywood. Estas fueron nuestras favoritas:

Dakota Johnson, de Gucci

Jessica Biel, de Dior

Margot Robbie, de Gucci

Diane Kruger, de Prada

Tracee Ellis Ross, de Marc Jacobs

Alicia Vikander, de Louis Vuitton 

(Foto: Cortesía de Louis Vuitton)

Las acompañantes de las celebrities

La alfombra roja no sólo fue protagonizada por los trajes negros sino por la llegada de muchas de las celebrities acompañadas de activistas sociales.

¿Quiénes eran esas mujeres?

Emma Watson con Marai Larasi

Marai Larasi es la directora ejecutiva de Imkaan, una red de organizaciones británicas que combaten la violencia contra las mujeres y las personas negras. Llegó a la gala de los Globos de Oro de la mano de Emma Watson, reconocida feminista, quien quiso aprovechar la oportunidad para visibilizar su causa.

Michelle Williams con Tarana Burke

Tarana Burke es considerada la fundadora del movimiento #MeToo, que, en contra de lo que se pueda pensar, no nació a raíz del escándalo de Harvey Weinstein, sino en 2007, cuando Tarana trabajaba con jóvenes mujeres negras que habían sufrido violencia sexual. Hoy, es la directora de la ONG Girls for Gender Equity.

Williams lució un espectacular traje bustier hecho a la medida en seda negra y lamé, bordado con perlas e hilos metálicos de la firma Louis Vuitton. (Foto: Cortesía de Louis Vuitton)

Amy Poehler con Saru Jayaraman

Saru Jayaraman es la cofundadora y codirectora de Restaurant Opportunities Centers United, una asociación que trabaja para mejorar las condiciones laborales y los salarios de los trabajadores de hostelería, además de ser la directora del Centro de Investigación sobre Trabajo Alimentario en la Universidad de Berkeley.

Meryl Streep con Ai-Jen Poo

Ai-Jen Poo es la directora de la National Domestic Workers Alliance y la codirectora de la campaña Caring Across Generations, que trabaja para mejorar las condiciones del cuidado y los cuidadores de ancianos y personas discapacitadas en Estados Unidos.

Laura Dern con Mónica Ramírez

Mónica Ramírez es la cofundadora de la Alianza Nacional de Campesinas, una organización que representa a las mujeres latinas trabajadoras del campo en Estados Unidos, y que trabaja para conseguir el pago igualitario con sus compañeros hombres y para acabar con el acoso sexual que afecta a las mujeres que trabajan en el sector primario.

Susan Sarandon con Rosa Clemente

Rosa Clemente es una activista política y comunitaria, además de haber sido candidata a la vicepresidencia de Estados Unidos en el 2008 por el Partido Verde. Sus campos de trabajo están en la promoción del voto y en la petición de libertad para los presos políticos.

Emma Stone con Billie Jean King

Billie Jean King, a quien Emma Stone interpretó en la película ‘La batalla de los sexos’, fue la número uno del tenis mundial en su época y es la fundadora de la Asociación Femenina de Tenis. Ha defendido, desde la década de los 70, el pago igualitario entre hombres y mujeres en el deporte.

Stone lució un traje asimétrico de Louis Vuitton hecho a la medida en encaje negro bordado con perlas negras, cristales y lentejuelas. (Foto: Cortesía de Louis Vuitton). 

Shailene Woodley con Calina Lawrence

Calina Lawrence, que llegó acompañada por la actriz de ‘Big Little Lies’, Shailene Woodley, es miembro de la tribu Suquamish, cantante y activista, entre otras causas, por los derechos de los indios nativos americanos y por el medioambiente.

Pero entre todo lo bueno, la gala también tuvo sus fallas:

El silencio masculino

Durante los discursos de aceptación de los hombres, parecían querer salir del escenario lo más rápido posible. Tal vez porque querían evitar una metida de patas, o quizás más generosamente, para permitir que las mujeres brillaran y fueran escuchadas en una noche en la que sus voces realmente se estaban amplificando. De cualquier manera, este era el momento en que los hombres podían haber hablado y demostrado que ellos también son parte de la nueva era de Hollywood. Solo Seth Meyers, el anfitrión de la noche, estuvo dispuesto a dirigirse a todos los “elefantes invisibles”: Harvey Weinstein, Kevin Spacey, Woody Allen.

Optar por no lucir negro

La modelo y actriz alemana Barbara Meier decidió no lucir negro explicando en su Instagram los motivos por los que no quiso unirse a la protesta:

“Un montón de mujeres lucirán de negro para unirse al movimiento Time‘s Up. Creo que es una iniciativa extremadamente grande e importante. Sin embargo he decidido llevar un vestido lleno de color esta noche. Si queremos que éstos sean los Globos de Oro de las mujeres fuertes que se levantan por sus derechos, creo, no es la manera correcta no llevar ropa sexy nunca más o dejar a la gente que se lleve la diversión de mostrar nuestra personalidad a través de la ropa. Llevamos mucho tiempo luchando por la libertad de lucir la ropa que nos dé la gana y que está también bien vestirse y arreglarse para lucir algo más sexy. Si ahora lo restringimos, porque algunos hombres no pueden controlarse a sí mismos, creo que es un paso hacia atrás. No deberíamos vestir de negro para ser tenidas en cuenta. Las mujeres americanas deberían brillar, relucir y llevar color. Tal y como es nuestra naturaleza. En mi opinión, eso simboliza nuestra libertad y nuestra fuerza. Pero para dejarlo claro: Un montón de cosas malas sucedieron y no deberían suceder de nuevo jamás!!!”.

Sus explicaciones no nos terminan de convencer, aunque, por supuesto, es una opinión más que hay que considerar.

De igual manera, al final del día los Golden Globes 2018 serán recordados para siempre como el punto de referencia para una controvertida  temporada de premios. Y en retrospectiva, los puntos culminantes del activismo femenino eclipsan los puntos bajos y las fallas.

Otra noticia más que nos demuestra que si el 2017 fue el año de la lucha femenina, el 2018 será el de recoger los frutos. Descubre cuál fue el primer país que a partir de este año hizo ilegal la brecha salarial de género.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.