COMENTARIOS

Lady Macbeth: ¿Ser ambiciosa o no serlo?

Lady Macbeth: ¿Ser ambiciosa o no serlo?

¿Por qué la ambición es un concepto que se percibe agresivo para las aspiraciones de las mujeres? Así lo plantea este clásico de la Ópera que llega a las salas de cine en Colombia, generando un debate sobre el papel de la mujer y este sentimiento.

La historia es ya conocida: una mujer presiona a su marido a cometer regicidio para que él se convierta en rey, y claro, ella en Reina de Escocia. La culpa y la paranoia se apoderan de ambos hasta llevarlos a la demencia e, inevitablemente, a la muerte. Tan famosa como su esposo, Lady Macbeth se ha convertido en sinónimo de ambición. No necesariamente para bien, el personaje shakesperiano es la encarnación de lo que una mujer (o mejor, cualquier ser humano) puede llegar a hacer para saciar su sed de poder.


Sin embargo, la temática de esta Ópera hoy en día genera controversia, porque ¿qué tan cierto es que la ambición, sobre todo viniendo de mujeres es percibida como negativa?


"La mayoría de las mujeres son ambiciosas, pero muchas tienen miedo de mostrarlo" dice Laurie Fabiano, presidenta de la Fundación Tory Burch quien en marzo de 2017 anunció el lanzamiento de la campaña global #EmbraceAmbitions, para motivar a las mujeres a alcanzar todo lo que se propongan.
Está claro para todos que el sentimiento se comporta acorde a como es manejado, y ciertamente el término ambición ha ido ganando terreno en el comportamiento femenino, no solo como un concepto de autorealización, sino de impulso para su entorno.

Detrás de todo Macbeth, hay una gran Lady Macbeth.
Más de 400 años después de sus primeras presentaciones en teatro, y quizás ahora más que nunca, el poderoso personaje femenino sigue apareciendo una y otra vez. Claire Underwood, interpretada por Robin Wright en la popular serie de Netflix, House of Cards, sería el epítome de la Lady Macbeth moderna.


Ya sea como inspiración o en representaciones fieles, es claro que el papel es exigente, y es llevado como una medalla de honor por las actrices que lo interpretan. Por eso, grandes estrellas han sido las encargadas de dar vida a la mujer que llevó a su esposo al poder y la locura. La ganadora del Óscar, Marion Cotillard, junto a Michael Fassbender, es uno de los ejemplos más recientes. A esta pareja se unen leyendas como Vivien Leigh y Laurence Olivier,  o Judi Dench e Ian McKellen.


Pero este personaje no es exclusivo del teatro, el cine o la televisión. Si es para interpretar un poderosa mujer, ¿qué mejor que una diva de la ópera? Y si hablamos de divas de la ópera, ¿Quién mejor que Anna Netrebko? Impresionante como la malévola Lady Macbeth, la soprano rusa asumió el papel en esta ópera del compositor italiano Giuseppe Verdi, en la versión de la Metropolitan Opera de Nueva York. Junto a ella, el barítono Željko Lucic, fue como el honesto general conducido al engaño y el asesinato.


En Colombia podremos ver esta, una de las obras más importantes del repertorio operático el próximo 22 de julio en salas de Cine Colombia de Bogotá, Cali, Medellín, Bucaramanga, Barranquilla, Cartagena, Villavicencio,  Ibagué, Manizales y Pereira.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.